Un grupo de trabajadores de la fábrica de Alcoa en A Coruña había iniciado la mañana de este martes un encierro en la Delegación del Gobierno en protesta hasta que se les garantizase un proyecto industrial para la planta.

Pasado el mediodía de este martes trascendió que la multinacional productora de aluminio y el fondo suizo Parter Capital llegaron a un principio de acuerdo para la venta de sus plantas en A Coruña y Avilés (Asturias), lo que supondría la suspensión del ERE dirigido a casi 700 personas, al menos durante los dos próximos años.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno afirma que la salida de sus dependencias de los trabajadores de la planta coruñesa se ha producido "voluntariamente y con toda normalidad".

Además, apunta que a lo largo del día se les ofreció reunirse con el delegado para expresar sus demandas, oferta que declinaron y que también se puso a su disposición agua por la mañana, sin respuesta por su parte, y por la tarde, cuando la rechazaron.

"A lo largo del día se les han ido trasladando los acuerdos alcanzados para lograr el objetivo común expresado desde el inicio de mantener el empleo y la actividad industrial, siempre desde el diálogo y la colaboración de la Delegación del Gobierno", concluye el comunicado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.