En un comunicado, el Ayuntamiento de Vitoria ha informado de que la Central de Coordinación solicitó este pasado lunes a una patrulla que se dirigiera a la calle Alto de Armentia, donde un grupo de mujeres pedía auxilio porque una de ellas había sido agredida por su expareja.

Gracias a las indicaciones de las testigos, los agentes pudieron localizarle en las inmediaciones. En las labores de identificación comprobaron que tenía una orden de alejamiento en vigor que había quebrantado, por lo que procedieron a su detención y este martes ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Álava.