El líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa.
El líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa. EFE / MARTA PÉREZ

El líder de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, considera que hay suficiente "sintonía" con el exministro socialista Celestino Corbacho para que se sume al grupo que han formado los naranjas en el Ayuntamiento de Barcelona tras romper con Manuel Valls por su "sí" a la reelección de Ada Colau.

"Si el señor Corbacho viniera al grupo de Ciudadanos nos sentiríamos muy honrados. Es un político que tiene muy buena relación con nosotros y con Albert Rivera, y es un político de gran valía. Estaríamos encantados de que pudiera hacer sus aportaciones municipalistas en nuestro grupo municipal", ha expuesto en rueda de prensa en sede parlamentaria.

Carrizosa ha subrayado que el que fuera alcalde de L'Hospitalet de Llobregat aún no les ha comunicado si ya ha tomado alguna decisión al respecto. En este sentido, ha detallado que representantes de Ciudadanos contactarán esta tarde con Corbacho, que previamente por la mañana se ha reunido con el Manuel Valls para abordar el escenario que se abre después de que Ciudadanos se separara del ex primer ministro francés en Barcelona por el voto positivo de este último a la reelección de Ada Colau como alcaldesa.

Corbacho votó a favor de Colau

De hecho, Corbacho también dio el "sí" a la líder de Barcelona en Comú -al igual que la otra concejal independiente de la plataforma Barcelona pel Canvi, Eva Parera-, pero Carrizosa le ha restado importancia porque, al no ser militante, el exministro no estaba sujeto a la obediencia de voto, como sí lo estaban los tres ediles con carné de Ciudadanos.

"Es un independiente que llegó a la coalición sin depender del grupo de Valls y tampoco del grupo de Ciudadanos. Por lo tanto, cuando se hallaron en la necesidad de decidir un voto, también vemos normal que en ese momento optara por lo que el jefe de su grupo estaba señalando", ha reflexionado.

Si finalmente Corbacho se une a Ciudadanos, ha detallado Carrizosa, lo hará como edil raso, dado que la presidencia del grupo ya se ha asignado a Mariluz Guilarte, mientras que la portavocía la ostentará Paco Sierra.

En su intervención, Carrizosa ha justificado la ruptura de los naranjas con Valls porque decidió de forma "unilateral" entregar tres votos "de forma gratuita" a Colau. Un "voto de confianza a la alcaldesa", ha agregado, que ya se ha constatado que fue "un error", porque apenas 48 horas después de tomar posesión "ya tiene un lazo amarillo en el edificio".