12. Sídney (Australia)
Decimosegunda posición para la popular ciudad australiana, que tradicionalmente ha tenido fama de cara. El coste mensual de una conexión a Internet de 8 megabits por segundo (Mbps) es de 42,8 dólares (38,2 euros). Pixabay

Viajar solo es una experiencia diferente, enriquecedora, liberadora e inolvidable. Un viaje dedicado a ti mismo y en el que es muy probable que te encuentres con nuevos compañeros por el camino y si no lo tienes claro, podemos enumerarte hasta siete razones que te animarán a emprender una aventura semejante por tu cuenta. 

Pero, ¿cuáles son los mejores destinos para viajar solo estas vacaciones? Desde Lonely Planet, la guía de viajes por excelencia lo tienen claro, si tienes claro qué es lo que te motiva a emprender el viaje, sabrás dónde tienes que ir. 

  • Gastronomía. Si lo que más te gusta como viajero es sentarte a mesas nuevas y utilizar el sentido del gusto para  conocer otras culturas, tu destino ideal es Vietnam. Gran variedad de platos y contrastes que harán las delicias de los paladares más exigentes.
  • Espiritualidad. Para aquellos que quieran hacer un viaje instrospectivo y de meditación, desde Lonely Planet recomiendan desplazarse hasta Indonesia, escenario del libro ‘Come, reza, ama’ y un lugar único en el planeta para reencontrarse con uno mismo. 
  • Aventura. Si lo que buscas son emociones fuertes, tu destino es Sudamérica. En concreto, puedes seguir la conocida como ‘Ruta del Gringo’, que engloba los destinos más populares del continente donde encontrarás montañas que escalar, pueblos que explorar naturaleza en estado salvaje que descubrir. 
  • Relax. ¿Qué tal viajar hasta una isla sin coches, ni estrés? Puede que a priori, las islas parezcan un destino romántico del que disfrutar en pareja, pero lo cierto es que Belice es un lugar ideal para los viajeros solitarios ya que tiene dos grandes puntos a su favor: su tamaño reducido y su ambiente mochilero. 
  • Conducción. Las rutas por carretera más increíbles que puedes llevar a cabo las encontrarás en Australia. La mítica carretera que va de Sidney a Cairns por la costa es un punto clave de reunión para viajeros solitarios donde no faltan la marcha nocturna, los pintorescos pueblos locales a pie del asfalto e increíbles paisajes.