El informe 'Situación Galicia' elaborado por BBVA Reserch prevé que la economía gallega cree 30.300 empleos hasta finales de 2020 y reduzca la tasa de paro hasta el 10,5% al final del siguiente año.

Los resultados han sido presentados este martes en A Coruña, donde el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha avanzado que las previsiones apuntan a un crecimiento del PIB para Galicia del 2,2% en 2019 y del 2% en 2020, lo que "consolida" la desaceleración que informes de otros organismos ya habían adelantando.

En toda caso, Cardoso ha indicado que el crecimiento podría "no ser tan positivo" debido a que hay un "entorno más incierto" que el que se preveía hace un año, en vista a las tensiones comerciales en el panorama mundial y la "mayor fragmentación" en el Parlamento español.

A diferencia de otras comunidades, Galicia muestra una "ventaja comparativa" al tener "estabilidad" en su Gobierno autonómico, que, según destaca Cardoso, ha podido aprobar sus presupuestos.

Así las cosas, Galicia cerró 2018 con un crecimiento del PIB del 2,7%, cuatro décimas menos que en 2017. Esta evolución de la economía gallega durante el pasado año se explica por "la fortaleza de la demanda interna", que ha compensado la debilidad de las exportaciones observadas a finales del pasado año y que continúa a principios de 2019, señala Cardoso.

El buen desempeño de la demanda interna se debe a varios factores, según informa Cardoso. Por un lado, el consumo privado continúa dinámico, apoyado por la mayor renta de las familias, debido a la "fuerte creación de empleo", y por el aumento de la oferta de crédito.

EL CRECIMIENTO SE MANTIENE

"El crecimiento se mantendrá", ha indicado Cardoso, que explica que son varios los factores que contribuirán a mantener el ritmo de crecimiento de la economía gallega, cuyo PIB se prevé que crezca un 2,2% en 2019 para desacelerarse hasta el 2% en 2020.

Así, según ha comentado Cardoso, se espera que la fortaleza de la demanda interna siga sosteniendo el crecimiento. "Esto se debe al continuado vigor del consumo doméstico, impulsado por el precio del petróleo en niveles inferiores a los observados los últimos años, la normalización más lenta de la política monetaria, que mantiene los tipos de interés históricamente bajos y el aumento de la renta disponible de las familias", apunta.

En este marco, ha indicado que "se espera una progresiva mejora de las exportaciones", frente al retroceso experimentado a finales de 2018 y principios de 2019. Asimismo, ha dicho que el sector turístico muestra señales de estancamiento, pero también se ha mostrado confiado en que "cambie" y ayude al crecimiento este año.

De cumplirse el escenario previsto, se podrían crear en Galicia 30.300 empleos hasta finales de 2020, de los cuales el 60% serían para el 2019, según ha señalado Cardoso. Aunque no ha podido precisar en qué sectores habrá más carga de trabajo, sí ha comentado que "una parte importante" del empleo irá a parar al sector servicios.

De cara a 2020, adelanta, el empleo puede crecer también en el ámbito industrial, y es que "se esperan una recuperación de la Industria y la Construcción" para el próximo año.

A CORUÑA, A LA CABEZA EN CRECIMIENTO DE EMPLEO

Cardoso ha indicado que esta dinámica de crecimiento en el mercado laboral ya viene precedida por los datos registrados en el año 2018 y en primer semestre de 2019. Así, ha indicado que la recuperación del empleo es "heterogénea" en la comunidad gallega, puesto que A Coruña y su área de influencia presenta datos "más positivos" que el resto de áreas urbanas de Galicia. Le sigue el área de Vigo.

Un crecimiento que llevaría al área coruñesa a estar a punto de alcanzar los niveles de empleo anteriores a la crisis. Cardoso ha vinculado este crecimiento del empleo en A Coruña con la "mayor" presencia de industria exportadora en este área urbana de Galicia.

Con todo, ha dicho que a finales de 2020 el nivel de empleo aún se situaría por debajo del nivel pre crisis, coincidiendo con una caída de la población en la región gallega del 0,5%, uno de los mayores porcentajes entre las regiones españolas.

Ante esta "desventaja competitiva" de Galicia, Cardoso ha apostado porque a nivel regional se creen "puestos de trabajo que movilicen a los jóvenes", al mismo tiempo que aboga por frenar la marcha de talento gallego al extranjero. Para ello, Cardoso ha destacado la necesidad de "buscar más recursos en formación para parados" y, además, que esta sea "más eficiente" y favorezca la inserción laboral de parados de larga duración y jóvenes.

FACTORES DE INCERTIDUMBRE

En todo caso, ha insistido en hay un "panorama más incierto" que puede hacer que "el escenario no sea tan positivo". Así, a nivel global, ha señalado que los "riesgos más evidentes" son el aumento de las tensiones comerciales y los anuncios de mayores aranceles entre Estados Unidos y China.

Cardoso también ha hecho referencia a la "inquietud" en Europa por la mayor probabilidad de salida sin acuerdo del Reino Unido, los que afectaría a las exportaciones. Y en ese caso, ha advertido, Galicia saldría "más perjudicada" respecto a otras comunidades dada la mayor contribución de la demanda externa a la actividad de la economía gallega.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.