La prioridad del nuevo Gobierno del alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP) en coalición con Ciudadanos es reconvertir Madrid Central porque todos los actores, también Vox, consideran que es "un fracaso" y, mientras definen su transformación, establecerán una moratoria a las multas desde el 1 de julio.

El Ejecutivo bicolor llevará a cabo un proceso de reuniones con afectados por Madrid Central y "de manera inmediata", aunque aún no se ha aprobado, decretará una moratoria a las multas, que son de 90 euros (o 45 euros si hay pronto pago) para los vehículos que acceden sin autorización.

Por el momento, no hay más detalles sobre las consecuencias de esta suspensión temporal de una de las medidas estrella del anterior Gobierno de Manuela Carmena. 20minutos ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid sobre cuál será el escenario a partir del 1 de julio pero de momento no ha podido aclarar si se volverá al sistema de las áreas de prioridad residencial (APR) —creadas por el alcalde también del PP Alberto Ruiz-Gallardón en 2004—.

A finales de 2018, Madrid Central absorbía las cuatro APRs del centro y seguía la misma filosofía de estas: restringir el tráfico a residentes y vehículos autorizados. La APR de Cortes fue la primera en implantarse, seguida de Las Letras (2005), Embajadores (2006) y Ópera (2015). Madrid Central fue más allá y prohibió el tráfico privado y de los vehículos más contaminantes en todas las vías del perímetro interior de la gran APR de Centro. Revertir esta medida podría implicar que las grandes arterias de esta zona como Gran Vía —ahora remodelada y con más espacio para los peatones—, Atocha, Bailén o Ronda de Toledo volvieran admitir la libre circulación de vehículos, pero de momento fuentes municipales no han detallado la moratoria anunciada por Martínez-Almeida.

Empieza ahora un periodo en el que el nuevo equipo de Gobierno formado por PP, Cs y Vox tendrá que ponerse de acuerdo en cómo revertir o reformar lo que consideran "un fracaso". Mientras que el PP ha pactado con Cs econvertir el área, con el partido de extrema derecha ha acordado regresar a la libre circulación. Martínez-Almeida ha señalado que con ambas formaciones comparte la misma "premisa", que Madrid Central "no es el modelo adecuado" y ha fracasado por los datos de polución del primer trimestre de 2019 y por las pérdidas sufridas por los comerciantes.

Preguntado por los efectos anticontaminación de Madrid Central, Almeida ha asegurado que "la Unión Europea no exige Madrid Central, la UE exige resultados eficientes en la lucha contra la contaminación", ha defendido el regidor madrileño, que tras la moratoria cree que hay que estudiar los "ejes estructurantes" por los que se permitirá circular sin restricción.

Para ello, comenzarán "una ronda de consultas con todos los sectores afectados y ver cuál es el modelo" a implantar. El nuevo alcalde ha puesto el acento en la necesidad de dar alternativas, pues es necesario "que la gente pueda moverse mediante otro medio de transporte".

¿Qué alternativas plantean?

"Si uno vive dentro de la M-30 lo más caro en economía y en tiempo es el coche, hay que establecer un sistema que propicie esas alternativas", ha reiterado. Por ello, Almeida ha propuesto "un proceso de renovación de las flotas de taxi, EMT, línea o discrecionales" con un importe de 200 millones de euros y cambiar calefacciones de carbón y gasoil.

Durante la campaña electoral, Almeida prometió por activa y por pasiva que revertiría el actual Madrid Central. "Va a dejar de exitir", aseguraba antes del 26-M a 20minutos. El entonces candidato del PP asegurba que "aquí hay dos modelos que se van a confrontar. Un modelo es el de Madrid Central, que opera únicamente sobre el distrito Centro sin tener en cuenta el resto de la ciudad. Se basa únicamente en el ámbito de prohibiciones y restricciones. Frente a ese modelo, nuestra alternativa opera sobre un ámbito espacial distinto, que atañe a todas las entradas de los coches por el perímetro M-30. Es ahí donde hay que generar alternativas".

Además de Madrid Central, este periódico ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid por el futuro de los protocolos anticontaminación que el equipo de Carmena diseñó para episodios de alta contaminación en la capital pero de momento no ha facilitado más información al respecto ni ha podido aclarar si se continuarán con estas medidas o también quedarán suspendidas para su revisión.

Consulta aquí más noticias de Madrid.