Jaume Matas llegando a la Audiencia
Jaume Matas llegando a la Audiencia EUROPA PRESS - Archivo

El Tribunal Supremo ha condenado al expresidente balear Jaume Matas a 7 meses de prisión y 10 años de inhabilitación por prevaricar para encargar al arquitecto Santiago Calatrava el diseño de un teatro de la ópera en Palma de Mallorca, y le impone el pago de 1,2 millones a la Comunidad en concepto de responsabilidad civil.

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha estimado parcialmente el recurso de la Fiscalía y ha corregido la sentencia de la Audiencia de Palma al condenar a Matas, además de por prevaricación, por un delito de tráfico de influencias del que había sido absuelto.

Además de los 1,2 millones de euros que deberá abonar a la Comunidad -cantidad que el arquitecto facturó en mayo de 2007 por el proyecto de la empresa pública balear IBISEC-, el Supremo también condena al expresidente autonómico a una multa de 211.827 euros.