Economía.- Tubos Reunidos rebota más de un 26% en su regreso al parqué tras el acuerdo de refinanciación de su deuda
Economía.- Tubos Reunidos rebota más de un 26% en su regreso al parqué tras el acuerdo de refinanciación de su deuda TUBOS REUNIDOS - Archivo

En concreto, Baleares tan solo representa un 0,3 por ciento del consumo energético total nacional y juntamente con Canarias, con 54,1 millones y el 0,5 por ciento, y La Rioja, con 69,1 millones y el 0,7 por ciento, fueron las que tuvieron menos peso.

Sin embargo, las comunidades con mayor consumo energético industrial fueron Cataluña con 2.319 millones, un 22 por ciento del total nacional, Valencia con 1.336,6 millones (12,7 por ciento)y Andalucía con 1.162,2 millones (11 por ciento).

En Baleares, por lo que respecta a la distribución porcentual del consumo por tipo de energía, el 55 por ciento fue electricidad, el 14,2 de gas, el 15,6 de productos petrolíferos, el 13,9 de carbón y coque, el 0,8 de biocombustibles y el 0,5 otros.

En este sentido, las Islas presentaron el segundo mayor consumo en términos porcentuales de productos petrolíferos, solo rebasadas por Canarias con un 25,6 por ciento y, asimismo, en relación al uso de carbón y coque, es reducido en la mayoría de las comunidades, pero cabe destacar su consumo en Baleares, el más alto, seguido de Cantabria, con un 9,2 por ciento.

A NIVEL NACIONAL

A

nivel nacional, el consumo energético de las empresas industriales alcanzó los 10.522 millones de euros en 2017, lo que representa un descenso del 4% respecto a 2015, último año en que se realizó por el INE.

El principal producto energético utilizado por las empresas industriales fue la electricidad, con el 59,2% del total, seguido por el gas (28,3%) y los productos petrolíferos (7,4%).

En los últimos diez años, la electricidad siempre ha sido el principal producto energético en cuanto a consumo, con porcentajes que han oscilado entre el 48,3% del total en 2007 y el 59,2% en 2017.

Por su parte, el consumo de productos petrolíferos ha ido descendiendo en este periodo, hasta situarse en el 7,4% del total, cuando 10 años antes representaba el 17,5%.

POR RAMAS DE ACTIVIDAD

Las ramas industriales de actividad con mayor consumo energético en 2017 fueron industria química (con 1.709 millones de euros, un 16,2% del consumo energético del sector), industria de la alimentación (1.614 millones, un 15,3%) y metalurgia, fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones (1.578 millones, un 15,0%).

En el lado opuesto, las actividades con menor consumo fueron la industria del tabaco (0,03% del total) y confección de prendas de vestir y fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos, ambas con un 0,2%.

Mientras, el consumo energético representó el 2,9% del total de las compras de bienes y servicios (compras, trabajos realizados por otras empresas y servicios exteriores) realizado por la industria en el año 2017.

Las ramas de actividad con mayores porcentajes fueron industrias extractivas (12,2%) y fabricación de otros productos minerales no metálicos (11,1%).

En lo que respecta a la utilización de los distintos tipos de combustibles, destaca el elevado consumo porcentual de electricidad que registraron las ramas de actividad fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos, con el 88,8% del total de su consumo energético, así como el de otras industrias manufactureras (84,5%) y fabricación de productos de caucho y plásticos y fabricación de material y equipo eléctrico, ambos con un 79,6%.

EMPLEO DEL GAS Y PRODUCTOS PETROLÍFEROS

Por su parte, el empleo de gas supuso el 52,5% del total del consumo energético en coquerías y refino del petróleo y el 44,2% en fabricación de otros productos minerales no metálicos.

Mientras, el consumo de productos petrolíferos, representó el 47,6% del total en la rama de reparación e instalación de maquinaria y equipo, el 34,0% en industrias extractivas y el 27,5% en fabricación de muebles.