"Ávila es la provincia más afectada por la climatología", ha explicado en rueda de prensa uno de los miembros de la ejecutiva provincial de la organización agraria, Ángel Luis Gil.

UCCL estima que de los 74 millones de pérdidas, 27 son por los cereales de invierno y de secano y 47 de pastos y forrajes.

Gil ha calificado el año como "catastrófico por la falta de lluvia, y muchísimo calor y viento" que "ha mermado considerablemente la producción".

"Ante el impás de las negociaciones para cerrar el próximo gobierno de la Junta", ha dicho, UCCL llama al "actual Ejecutivo en funciones y a los partidos con opciones de gobernar para que convoquen cuanto antes la mesa de la sequía para evaluar las pérdidas y adoptar medidas concretas".

La organización agraria pide ayudas directa" de 15.000 euros por explotación en tres años, porque "con dos años de sequía no hay explotación que lo aguante", ha advertido Gil.

Consulta aquí más noticias de Ávila.