Según ha ha explicado en un comunicado el secretario general de Servicios de CCOO de Córdoba, Manuel Casado, "la plantilla viene soportando un empeoramiento de las condiciones de trabajo que ha provocado que algunos empleados se den de baja por cuadros de ansiedad, estrés y depresión", a lo que se suma que "se han producido despidos injustificados e incluso se ha acusado a los trabajadores de baja por enfermedad de estar falseando sus enfermedades".

Aún más, "ha habido bajas voluntarias de trabajadores que ya no soportaban la presión a la que están siendo sometidos", y "ha habido despidos durante las bajas", según ha afirmado el responsable sindical,

quien ha señalado que la mayoría de los trabajadores afectados por esta situación "son parte de los 90 que fueron subrogados de Mega Food" y, de hecho, "los últimos despidos, que ya son casi una decena, han sido de personal subrogado".

Según CCOO, la plantilla sufre "cambios indiscriminados de turnos sin la suficiente antelación, el impago de horas extra que, además, se realizan de forma obligatoria, retrasos en el pago de la nómina o dificultades para conciliar vida laboral y familiar, además de algunos otros incumplimientos del convenio".

Para el sindicato, "los trabajadores de Mega Food son el objeto de estos abusos, porque la anterior empresa aplicaba el convenio sectorial de Hostelería, mientras que la actual aplica a las nuevas contrataciones un convenio de empresa en condiciones muy inferiores para la plantilla, con lo que, para Casado, parece que "Burger King pretende quitarse de en medio a los antiguos empleados, para abaratar costes".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.