Elon Musk
Elon Musk, fundador de Tesla. Nina Prommer / EFE

El magnate tecnológico Elon Musk, consejero delegado de la compañía Tesla, ha vuelto a descolocar a sus seguidores en la red social Twitter (27 millones) al anunciar este lunes a primera hora de la mañana (hora española) que ha borrado su cuenta, aunque esta sigue activa.

Ha cambiado, eso sí, su foto de perfil -a un fondo negro- y también su nombre, que ahora es Daddy DotCom.

El domingo se celebró el EE UU el Día del padre y el nombre aludiría a una web real que ofrece información, recursos y regalos para padres; otras fuentes apuntan a que podría ser un guiño a Kim Dotcom, fundador de Megaupload.

No es la primera vez, en todo caso, que Musk muestra un comportamiento extraño o juega con sus redes: en marzo cambió su nombre a "Elon Tusk" y le colocó al lado un emoji en forma de elefante. Su explicación posterior fue, simplemente, que estaba "haciendo el tonto".

El misterioso tuit fue escrito después de la polémica suscitada este mismo fin de semana por la publicación en la cuenta de Musk de una ilustración -un fanart de un videojuego- a cuya autora se negó a citar el empresario; enseguida, sus seguidores se lo reprocharon.

Musk se dedicó a responder a las críticas y terminó aludiendo a Martin Eberhard, cofundador y primer CEO de Tesla, con quien mantuvo un largo contencioso judicial tras la salida de este de la empresa. Sus tuits, ya borrados, podrían suponerle nuevas demandas.