En un auto emitido el pasado 13 de junio, adelantado por ABC y recogido por Europa Press, la citada instancia judicial zanja la vista celebrada el pasado 12 de junio en torno a la situación de Manuel González González, al cumplirse el próximo 4 de julio dos años desde su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza por la presunta autoría de los incendios declarados en las viviendas de las hermanas del exalcalde de Almadén de la Plata José Luis Vidal.

Y después de que la Fiscalía y la acusación particular interesasen la prórroga de la medida de prisión provisional comunicada y sin fianza, el juzgado ha accedido a tal extremo por un periodo máximo de dos años, "ante la inminencia de la celebración del juicio, la gravedad del delito" atribuido a Manuel González González, su "historial delictivo" y el "informe médico forense que alude a la existencia de rasgos de personalidad paranoide muy acentuados y que aprecia un pensamiento obsesivo centrado en la persona del exalcalde, hermano de la presunta victima, siendo evidente y persistente su animadversi6n hacia la familia Vidal Ortiz".

Así, aunque la defensa del encausado propusiese medidas "menos gravosas" como la prohibición de acudir a Almadén o la colocación de un dispositivo de localización, la juez instructora del caso ha acordado prorrogar por un máximo de dos años la prisión provisional impuesta a Manuel González González, dado "el perfil psiquiátrico de personalidad anormal obsesiva del sujeto y la gran facilidad que posee para buscar testigos falsos o una coartada falsa", atisbando además "riesgos de contaminación e influencia en los testigos a través del temor que pudiera infundir a los mismos".

EL LOCO DEL CHÁNDAL

Recordemos que Manuel González González, nacido en Almadén de la Plata, emigró a Cataluña con sólo cinco años de edad de la mano de sus padres. En 1997 fue condenado a 169 años de cárcel por agresiones con arma blanca a un total de 16 mujeres a las que también habría practicado tocamientos en sus genitales, resultando la muerte de una de ellas. No obstante, la derogación de la 'doctrina Parot' por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos motivó su excarcelación y su regreso a Almadén allá por 2013.

Su regreso a la localidad estuvo precedido de una concentración ciudadana en repulsa a tal extremo, participando en tales movilizaciones el entonces alcalde popular José Luis Vidal, quien junto con sus familiares ha promovido a lo largo de estos años unas 20 denuncias contra el 'loco del chándal' por lesiones, intento de homicidio, deslucimiento de bienes inmuebles, amenazas o daños, entre otros aspectos.

LAS DETENCIONES DE 2017

En ese contexto, en junio de 2017, Manuel González González era detenido por la Guardia Civil por el quebrantamiento de una orden de alejamiento que desde 2015 le prohibía acercarse al exalcalde popular del municipio, siendo arrestado en julio de ese mismo año junto a su hermano, por su presunta relación con los incendios supuestamente intencionados declarados en marzo de 2017 en las viviendas de las hermanas del exalcalde, de 67 y 63 años de edad en aquel momento.

Tras este segundo arresto, la juez del Juzgado único de Instrucción de Cazalla de la Sierra ordenaba el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de Manuel González González por dos presuntos delitos de incendio con riesgo para la vida física de las personas.

La juez, en paralelo, dejaba en libertad al hermano del 'loco del chándal' pero le imponía la prohibición cautelar de salir de España y la prohibición de residir en Almadén o visitar el municipio, pues el hermano de Manuel González González había sido detenido junto a éste, como presunto cómplice de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.