El Puerto Santander elevó un 16,71% la mercancía gestionada en el primer trimestre, por encima de la media (+3,5%)
El Puerto Santander elevó un 16,71% la mercancía gestionada en el primer trimestre, por encima de la media (+3,5%) SODERCAN - Archivo

Son asuntos tratados en el Pleno del Consorcio de la Zona Franca de Santander, celebrado el pasado viernes 14 y del que hoy ha informado la entidad en un comunicado.

Durante la sesión, se han presentado las cuentas del ejercicio 2018 con informe favorable de la Intervención General del Estado en Cantabria. En ellas, además del citado incremento de la cifra de negocio, también se constata un aumento del beneficio bruto antes de amortización (EBITDA) de más del 73%.

En este sentido, la Zona Franca ha destacado las últimas inversiones "muy rentables" que ha realizado, como los tanques metálicos para líquidos, y el aumento general de los tráficos, "la base del crecimiento de actividad y beneficios".

Para esta empresa estatal, según el Pleno, "se abre un futuro muy esperanzador", con capacidad para nuevas inversiones. Se dispone de recursos con un estimación por encima de los tres millones de euros.

DERRIBO

Por otra parte, el Pleno ha aprobado los términos del acuerdo al que han llegado la Delegación Especial del Estado en la Zona Franca de Santander y la empresa Cementos Alfa, por el que cual "en breve" finalizará el contrato que une a ambas partes y se procederá al derribo de los edificios del silo situados en la Zona Franca, que actualmente están en desuso.

Según la entidad, se trata de una instalación "obsoleta y antiestética" -data de 1967- cuyo derribo permitirá recuperar la actividad portuaria en unos terrenos "en situación privilegiada".

La operación de derribo de los aproximadamente 10.300 metros cúbicos de hormigón y ferralla será "delicada". La altura máxima del edificio alcanza los 53 metros, lo que "condiciona aún más" la operación, como también la cercanía al Barrio Pesquero y otras instalaciones, que hace "imposible" la demolición con explosivos.

El delegado especial del Estado en la Zona Franca de Santander, Fernando Cámara, ha informado que la fecha prevista para que el espacio quede libre es Semana Santa de 2020 puesto que se necesitarán unos "cuatro o cinco meses" para la resolución de cuestiones burocráticas, permisos, proyectos, etcétera, y unos "dos o tres" para la ejecución.

Cámara ha agradecido la colaboración de la cementera, actual concesionaria de los silos, "para la mejora del entorno y el incremento de la actividad".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.