Nueva imagen de marca  de Correos
Una oficina con la nueva imagen de marca de Correos, presentada a comienzos de este mes. JORGE PARÍS

En consonancia con la estrategia de internacionalización anunciada por el presidente de la sociedad hace unos meses y que comenzó este mismo año ampliando su radio de acción a Portugal, Correos comenzará a operar en el sudeste asiático.

La nueva sociedad, en la que Correos va a invertir 5,7 millones de euros, se ha constituido conjuntamente con Kerry Logistics, un operador logístico de referencia internacional, y GFS, uno de los principales operadores en la zona, encargado de la recogida y envío de paquetes con origen en China.

El objetivo es "posicionarse como un operador de referencia en el tránsito de paquetería desde el origen, aprovechando el crecimiento de la actividad procedente del comercio electrónico", para lo que será capaz de clasificar medio millón de paquetes al día.

La nueva compañía establecerá una planta de admisión y clasificación de paquetería en China, a menos de 100 kilómetros de Hong Kong. 

China es el mayor mercado mundial de comercio electrónico, con más de 50.000 millones de paquetes intercambiados en 2018, el 8,8% de ellos hacia el exterior. Eso se traduce en que Correos puede acceder a un mercado que exporta más de 4.000 millones de paquetes anualmente, con proyecciones medias de crecimiento superiores al 20% en términos interanuales hasta 2022.