PP y Vox han llegado esta madrugada a un pacto de gobierno de coalición en diversos municipios de toda España. El acuerdo ha contado con el visto bueno de Ciudadanos y ha hecho posible la investidura del 'popular' Jorge Azcón como alcalde de Zaragoza.

"Después de 40 años de democracia hemos dado la espalda al futuro porque PP y Ciudadanos no han tenido dudas a la hora de pactar con la ultraderecha en determinados ayuntamientos aragoneses. Estamos asistiendo a un retroceso sin precedentes en la reciente historia democrática que va a causar un daño profundo en el propio sistema de libertades".

Martínez Romances ha subrayado que son acuerdos "lamentables" con partidos que "insultan diariamente la dignidad y el propio derecho a la vida de las mujeres, negando la violencia machista".

"Son pactos aberrantes con quienes dan muestras cotidianas de racismo y xenofobia, son vulgares cambalaches con quienes abominan de los derechos del colectivo LGTBI y son, también, tratos fuera de lugar con quienes abogan por suprimir el Gobierno de Aragón, acabando con nuestra identidad, pisoteando sin pudor nuestro Estatuto de Autonomía".

"UNA DURA OPOSICIÓN"

En este contexto, la secretaria general de CHA se ha comprometido a mantener, como partido aragonesista de izquierdas, "una dura oposición política en las instituciones, en la calle y donde haga falta" para que no retroceda "ni un milímetro" las libertades y derechos ganados "durante todos estos años".

Martínez Romances ha hecho un llamamiento para buscar un acuerdo político que impida conformar una mayoría similar en la futura composición del Gobierno de Aragón: "Nos estamos jugando nuestro futuro como democracia, estamos arriesgando la posibilidad de un gobierno que garantice todos los derechos sociales y de nuestra propia identidad aragonesa".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.