Tras el acuerdo nacional al que han llegado Vox, Ciudadanos y PP, la concejal palentina, Sonia Lalanda, ha decidido seguir la disciplina de partido y apoyar un gobierno de derechas.

La votación ha registrado momentos de tensión, sobre todo cuando Simón ha conseguido el voto número 13 que le daba el bastón de mando del Consistorio. Tras ser nombrado alcalde, se han escuchado gritos de "¡vergüenza! y ¡tongo!" en el salón de plenos.

Consulta aquí más noticias de Palencia.