Según ha informado este viernes en una nota, los establecimientos de la provincia están teniendo inspecciones "de todo tipo", de hacienda, industria, consumo, riesgos laborales, trabajo, sanidad (tanto en control sanitario periódico, como legionela y piscinas), "llegando a coincidir en 24 horas tres inspecciones de sanidad de las diferentes áreas anteriormente indicadas.

Ello "está generando cierta preocupación por los empresarios", tanto por el tiempo dedicado a atender estas inspecciones, como no contando ni respetando el desarrollo de la actividad del establecimiento, ni la presencia de turistas, "creando situaciones que han afectado a la imagen y el trabajo de la empresa". A ello ha sumado las cartas recibidas de la Agencia Tributaria "en las que se presume que todo el sector está bajo sospecha".

Cuando se está a pocas semanas de que comiencen las vacaciones para muchos y una buena época para el sector, esta "persecución" está "causando desasosiego entre los profesionales que siempre han mantenido un alto nivel de servicio y de calidad".

Desde la asociación se ha lamentado que esta "presión inspectora" solo la están sufriendo los establecimientos reglados y dados de alta, mientras la competencia desleal o alojamientos ilegales no o, en todo caso, al tener que cumplir una legislación muy laxa, no tienen que estar pendientes de tantas normativas en inspecciones.

"Existe una desproporcionalidad manifiesta, dado que hay oferta alojativa a la que no se le efectúa control en cosas tan básicas como la presencia de extintores o los certificados de desinfección y desinsección", ha añadido.

Ha precisado, además, que esta presión inspectora "se acentúa" en Jaén al ser la que menos establecimientos turísticos cuenta, de manera que, "a casi el mismo número de inspectores, la probabilidad de que te lluevan las inspecciones en Jaén es muy superior a establecimientos situados en Málaga, por ejemplo".

"Los planes de inspección se ceban especialmente con nuestra provincia al tener que cumplirse ratios similares a Málaga o Sevilla, cuando Jaén no solo tiene el menor número de oferta, si no que tenemos el índice más bajo de viajeros, pernoctaciones y estancia media de Andalucía. Se da la sensación que los establecimientos que cumplen la legislación son perseguidos y vemos que no se aplica tanto celo a los que ofrecen camas ilegales", ha apuntado.

La Asociación de Alojamientos ha subrayado que los turistas que visitan la provincia "califican en un alto grado el servicio recibido", tanto en atención al cliente, como en calidad de las instalaciones, algo que, a su juicio, "no concuerda con este nivel de inspecciones que desde hace unos meses están sufriendo el sector".

Así las cosas, va a solicitar reuniones a nivel político y crear una línea de trabajo que favorezca al sector y al turista, "porque esta persecución en época de inicio de campaña causa cierta preocupación a los empresarios de un sector que mantiene un cliente con puntas de ocupación en época estival, puentes y fines de semana".

Consulta aquí más noticias de Jaén.