En un comunicado, los 'populares' afirman que no han podido llegar a un acuerdo para gobernar con los independientes encabezados por Luis Sañudo, "debido a la ambición desmedida del líder de AVIP y a su casi exclusivo objetivo de conseguir un sueldo generoso y un cargo de importancia en el Ayuntamiento".

El candidato del PP y claro ganador de las elecciones municipales, Carlos Caramés, considera "triste" para los vecinos de Piélagos el hecho de que no pueda gobernar la fuerza mayoritaria. "Un tripartito ha sido históricamente una fuente de inestabilidad y nada hace pensar que las buenas palabras expresadas por los tres partidos firmantes puedan traducirse en hechos y proyectos reales para las familias del municipio", sostiene.

Según el candidato popular, "ya hemos tenido cuatro años de inercia en los que el equipo de gobierno ha funcionado a vela. Ahora tendremos cuatro años para lamentar que socialistas, regionalistas e independientes no sean capaces de ejercer y actuar como un bloque serio, compacto y trabajador".

Según ha explicado Caramés, el PP era conocedor de que el pacto PSOE-PRC "estaba cantado", aunque sostiene que es "débil", ya que en la legislatura precedente "unos y otros han estado a la gresca precisamente en dos de las actuaciones más trascendentes para el municipio, como son el Plan General y el desarrollo del polígono de la Pasiega.

Pero para el PP "el problema añadido y más grave aún es la entrada de un tercero en discordia". "Verónica Samperio ha metido al zorro en el gallinero", asegura Caramés.

Durante los contactos habidos estos días para negociar un nuevo gobierno municipal, los populares dicen haber "constatado con claridad" que el líder de AVIP, Luis Sañudo, "sólo se ha movido por su ambición personal y por la necesidad de acumular poder, conseguir cargos remunerados y en cierto modo vengarse" del Partido Popular, al que en su día representó.

Caramés asegura que precisamente estos comportamientos no deben tener cabida en el Partido Pouplar, por lo que "Luis Sañudo se ha convertido en lo que no cabe en el Partido Popular".

Los populares creen que los independientes "no han digerido aún su claro retroceso electoral" y el hecho de haber perdido la pedanía de Renedo, donde la candidata del PP Carmen Bedoya "ha superado de manera muy notable" al propio Luis Sañudo de AVIP. "Mientras que el PP ha crecido, los independientes reciben la mitad de apoyos, así que se agarran a un clavo ardiendo para tocar poder", sentencia Caramés.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.