Pauline Cafferkey
La enfermera británica Pauline Cafferkey diagnosticada con ébola en 2014. EFE

Pauline Cafferkey, la enfermera escocesa que contrajo ébola en Sierra Leona en 2014, ha dado a luz a gemelos, anunció este viernes el padre de los pequeños, Robert Softley Gale, en su perfil de Instagram.

Tras conocerse la noticia, un portavoz del Hospital de Greater Glasgow y Clyde confirmó, en nombre de la pareja, que Cafferkey alumbró este martes "a dos niños sanos en una unidad de maternidad" de este centro de Glasgow.

En un comunicado, la enfermera dijo que estaba muy contenta de dar la bienvenida a sus hijos y afirmó que existe "un futuro para aquellos que se han encontrado con la enfermedad".

"Me gustaría agradecer a todos los maravillosos empleados del NHS (el servicio de salud británico) que me han ayudado desde que enfermé en 2014 hasta que tuve a mis bebés esta semana", declaró.

La enfermera de 43 años, que se desplazó como voluntaria a Sierra Leona, donde el virus del ébola mató a casi 4.000 personas hace cinco años, apostilló que su recuperación y parto demuestran que "hay vida después del ébola".

Vida después de la enfermedad

En enero de 2015, la afectada, cuyo caso despertó gran atención mediática, fue dada de alta del Royal Free Hospital de Londres, donde recibió un tratamiento experimental antivírico elaborado con plasma sanguíneo de otro enfermero británico, Will Pooley, que ya había superado la enfermedad.

Dos años después, recuperada y tras superar algunas recaídas, Cafferkey anunció que había decidido volver a Sierra Leona para participar en una maratón benéfico de 10 kilómetros a fin de recaudar fondos para la organización Street Child, que ayuda a jóvenes afectados por la epidemia.