En un comunicado, Adelante señala que la movilización fue "promovida por Vox contra un centro de acogida para menores al que, pese a que aún no ha comenzado a funcionar, ya se responsabiliza de los problemas de convivencia que sufre el barrio". Relaciona la situación que relaciona directa y exclusivamente con la concentración de unos recursos insuficientes y no especializados para la atención de las personas sin hogar".

La concejal electa de Adelante Sevilla y vecina de la zona, Sandra Heredia, se ha mostrado "plenamente consciente de que hay problemas reales" en el barrio, mencionando concretamente el entorno de las calles Don Fadrique, Esperanza, Juan de Astorga, Juan Robles y Perafán de Ribera. No obstante, cree que el gobierno de Espadas es "responsable directo de esta situación por su desidia e incapacidad para encontrar soluciones al respecto".

Heredia alude además a la existencia de un doble problema, pues considera que, por una parte, los servicios destinados a las personas sin hogar son "insuficientes" y, por otro lado, advierte de que "se concentran todos en una misma zona del barrio de la Macarena".

"Una vez más, rechazamos el enésimo intento de la ultraderecha de la ciudad por generalizar y vincular a los más desfavorecidos con la delincuencia o la violencia", asevera la concejal de Adelante, quien advierte de que los problemas de convivencia de la Macarena "no tienen absolutamente nada que ver con el centro de acogida para menores extranjeros no acompañados que se va a instalar en este barrio, pero en una zona diferente".

Es más, Heredia considera que la "incapacidad" de Espadas para dar respuesta al vecindario está "dando alas a la extrema derecha, que no tiene escrúpulos en culpabilizar y criminalizar a unos niños que han llegado al país huyendo de la guerra y de la pobreza".

La concejala reclama "un respeto escrupuloso" a los derechos humanos y a la legislación internacional, que confiere "una protección especial a unas personas que son menores de edad, víctimas de diferentes conflictos y que, además, no tienen la menor responsabilidad respecto a los problemas que sufre el barrio".

Por todo ello, Heredia reclama al gobierno local del PSOE "que se ponga manos a la obra, que escuche los problemas de los vecinos de la zona y que incremente y descentralice los recursos de unos servicios sociales que están saturados y sobrepasados por la realidad que se vive en la ciudad".

La número tres de Adelante Sevilla en las pasadas elecciones municipales, sin embargo, confía en "el carácter solidario de los vecinos de la Macarena, que no se van a dejar engañar por quienes, con oscuros intereses políticos, pretenden fomentar el odio en la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.