La Policía Nacional ha desarticulado un entramado delictivo constituido por varias organizaciones criminales de narcotraficantes que operaban en varias provincias españolas. En la operación se ha detenido a 17 personas, 8 de ellas en Galicia, y se han practicado 12 registros domiciliarios.

En declaraciones a los medios de comunicación, el personal responsable de la investigación ha dado detalles sobre esta "singular" operación en la que se han incautado 66 kilos de speed, más de 7 kilos de heroína, 134 bellotas de hachís, 250 gramos de pastillas de hachís, 30 gramos de cocina en roca, armas de fuego y 130.000 euros en efectivo.

El principal encausado, proveedor del estufepaciente, de nacionalidad turco-holandesa, mantenía unas estrictas medidas de seguridad y las reuniones y entrevistas con los distribuidores eran en persona, llegando a efectuar en un solo día desplazamientos de más de mil kilómetros. En ocasiones llegaba a desplazarse desde Madrid a Galicia, viajando posteriormente desde Galicia al País Vasco y regresando a Madrid en el mismo día.

"Durante toda la investigación, el principal encausado dormía todos los días en hostales. Hacía la vida en coche y por medidas de seguridad cambiaba constantemente de vehículo. Había ocasiones en las que llegaba a hacer 2.000 kilómetros en un solo día", ha explicado a los periodistas el jefe de Grupo del Narcotráfico en la Udyco Coruña.

En relación al principal encausado, el jefe regional de Operaciones, José Luis Balseiro, ha indicado que "se trata de una persona que se identificó en Vigo" y después fue sometido a todo tipo de vigilancia hasta que se descubrió que pertenecía a "una organización que estaba muy bien definida", con una estructura estable y un reparto de papeles definido.

UN AÑO DE INVESTIGACIÓN

La investigación se inició aproximadamente en junio del año pasado, cuando los agentes centraron su foco en una organización asentada en Ourense. A partir de ahí, la Policía dio con varios distribuidores en diferentes zonas del territorio español y "se consiguió ir desarticulando esas pequeñas organizaciones dentro de la más grande", señala el jefe de Grupo del Narcotráfico en la Udyco Coruña.

Los investigadores pudieron determinar la vía de suministro de estupefacientes, la red de infraestructura logística de comunicaciones y transporte, así como la red de captación de clientes y distribución en distintas provincias españolas. Igualmente se identificó a la persona que facilitaba los vehículos, siendo el encargado de preparar sistemas de ocultación o "caletas" en el interior de los turismos.

Tras varios meses de investigación, el pasado mes de marzo se logró identificar al proveedor de importantes cantidades de heroína a la organización asentada en Ourense. Esta persona, de nacionalidad turco-holandesa, se encargaba de establecer todos los contactos a lo largo del territorio nacional con diferentes distribuidores de heroína.

DETENCIONES

Así, se identificó a distribuidores y colaboradores en Pontevedra, León, País Vasco y Santander, todos ellos con numerosos antecedentes policiales por hechos similares. Además se logró determinar que el centro de operaciones del ciudadano turco-holandés se situaba en Madrid.

Finalmente, los investigadores lograron averiguar que el proveedor iba a efectuar una importante entrega de heroína desde Madrid a Galicia. Lo agentes lo detuvieron cuando se disponía a hacer la entrega en la provincia de Pontevedra.

En los días siguientes se desarrolló un amplio dispositivo policial en Pontevedra, Ourense, Madrid, León, Santander y País Vasco, que propició la detención de 16 personas más.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.