En una declaración institucional, el Consistorio bilbaíno ha condenado, así mismo, "cualquier tipo de conducta que atente contra la libertad sexual de las personas, delitos que suponen un atentado a la integridad física y moral y, en consecuencia, una grave e intolerable vulneración de todos los derechos humanos", además de trasmitir su "más sincero apoyo" a la víctima.

El Ayuntamiento de Bilbao, en su compromiso por conseguir "una sociedad bilbaína justa e igualitaria", ha instado a toda la ciudadanía a "no ser cómplice de ningún tipo de agresión sexual y por tanto, a mantener una actitud de tolerancia e impunidad cero".

"Todos debemos posicionarnos activamente ante cualquier expresión de violencia en nuestra ciudad, denunciándola, no consintiéndola, no permaneciendo en silencio y mostrando nuestro apoyo a quienes la sufren; en definitiva, adoptando una responsabilidad individual y colectiva frente a las agresiones", ha advertido.

El Ayuntamiento considera que, ante "la magnitud e impacto de las agresiones sexuales, se hace muy necesario impulsar y promover el desarrollo de programas preventivos, la educación afectivo-sexual, desde un punto de vista positivo de la sexualidad y las relaciones humanas, desde el respeto, y la dignidad de la persona".

Por último, el Consistorio bilbaíno se suma a los actos de repulsa convocados por dicha agresión, y pone a disposición del afectado los servicios municipales con el fin de prestar una atención integral y especializada.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.