El contrato reservado es una figura legal de contratación pública que permite admitir en una licitación solo a 8 CEE sin ánimo de lucro o de iniciativa social y 9 EIS. Una vía para favorecer de manera directa e inmediata el empleo de personas con discapacidad o desfavorecidas socialmente.

Por categorías de contrato, cerca de 1 millón de euros se emplearon en trabajos forestales; 510.000 en tareas de transporte y logística; 312.000 en distribución postal; y 245.000 en jardinerías. El resto de contratos fueron para actividades como limpieza, mantenimiento, lavandería, pintura, albañilería, publicidad, serigrafía, imprenta o gestión de albergues, ha detallado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

El vicepresidente, en funciones, de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha informado sobre este resultado en la comisión de apoyo al Empleo Protegido, en la que el Gobierno consensúa con las entidades sociales las medidas para favorecer la inserción de personas con discapacidad y en riesgo de exclusión.

Laparra ha destacado la mejoría en cuanto al importe de reserva de contratos pero ha subrayado que el Gobierno está "muy lejos del objetivo que marca la ley de llegar al 6%, aunque esto es una carrera de fondo". De acuerdo con el criterio legalmente establecido, en relación al total de contratación del año anterior, la proporción correspondiente a 2018 es de 2,11%.

Por su parte, las entidades han valorado positivamente el avance y han agradecido tanto la "implicación de la Administración en cuanto a la concienciación del personal público" como "la claridad y la utilidad de la información" proporcionada en la reunión, hechos que contribuyen, han apreciado conjuntamente, a la viabilidad de estas entidades.

Ambas partes, Gobierno y entidades participantes en la Comisión de Apoyo al Empleo Protegido, han acordado una línea de trabajo para seguir aumentando el volumen de contratación reservada a estas entidades: continuar mejorando las herramientas de gestión internas y la planificación de la reserva; avanzar en la licitación por lotes (dividir contratos en lotes y licitar algunos de ellos mediante reservada de contratos); introducir en la reserva los contratos conseguidos en licitación abierta, valorar con los departamentos propuestas de reserva de nuevas actividades o poner en valor las buenas prácticas realizadas. También se ha identificado la necesidad de agilizar pagos y la de sensibilizar a las personas que se vayan incorporando a las unidades responsables de gestionar la contratación pública .

De las reservas realizadas en los diferentes departamentos destacan Salud (899.667 euros), Desarrollo Rural, con 838.000 euros, y Derechos Sociales, con 330.781.

Los 2,46 millones de euros reservados en 2018 representan un 1,27% del total de contratos adjudicados en este mismo ejercicio por la Administración Foral. En 2015 era el 0,93%, una mejora del 37% en términos relativos.

WEB DE DIFUSIÓN DE OBRAS Y SERVICIOS CONTRATABLES

Para avanzar en el cumplimiento de la reserva, que la Ley Foral de Contratos establece en el 6%, el Gobierno de Navarra ha puesto en marcha la web http://reservadecontratos.navarra.es, en la que se recogen las obras, suministros y servicios que prestan estos centros, con los respectivos datos de contacto.

El Gobierno también ha editado una 'Guía de Compra Responsable', de cara a la inclusión de cláusulas sociales, de género, laborales, medioambientales o en los pliegos de contratación. Asimismo, ha introducido mejoras en el Portal de Contratación y el sistema de gestión SAP para adaptarse a la nueva Ley Foral de Contratos y obtener mejor información, frente al sistema declarativo que existía hasta ahora.

El Servicio Navarro de Empleo, coordinador de la reserva, también ha promovido reuniones de sensibilización y coordinación con directores generales y secretarios técnicos. Como nuevas medidas, el Gobierno plantea mejorar los sistemas informáticos de planificación y control, para permitir la comparación entre ejercicios.

UN 43,6% MÁS DE PRESUPUESTO QUE EN 2015

Asimismo, el Gobierno foral, a través del SNE, ha incrementado el presupuesto de los CEE y las EIS un 43,6% respecto a 2015 y también el empleo subvencionado: 13.375.000 euros presupuestados inicialmente en 2019 por parte del SNE-NL (esta cuantía se ampliará en el segundo semestre) para subvencionar salarios a 1.971 trabajadoras y trabajadores y realizar inversiones.

En concreto, el SNE subvenciona a CEE 1.678 empleos de personas con discapacidad, de 35 técnicos y 57 encargados. En EIS, son 178 empleos de personas en riesgo de exclusión y 23 de técnicos.

También se ha dotado con mayor presupuesto y creado nuevos programas que benefician específicamente a personas con discapacidad o en riesgo de exclusión. En 2018, el Gobierno subvencionó al menos 1.200 contratos a estos colectivos a través del Empleo Social Protegido, la contratación a través de fondos provenientes del 0,7% del IRPF y las medidas de fomento del empleo en la empresa o en entidades locales, con en torno a 9 millones de euros adicionales.

Estas entidades tienen por objeto capacitar a personas con discapacidad en el caso de los CEE, y a personas en situación de exclusión social o en riesgo de padecerlo, en el caso de las IES, con el fin de que puedan incorporarse a trabajar en una empresa ordinaria. Para ello, proporcionan una actividad laboral remunerada, formación y acompañamiento.

Los CEE deben contar en su plantilla con al menos un 70% de personas trabajadoras con discapacidad igual o superior a un 33%. Y en el caso de las EIS, entre el 30% y el 50% de su plantilla debe estar formada por personas en situación o riesgo de exclusión social.

Consulta aquí más noticias de Navarra.