Una madre alerta sobre el peligro de besar a los bebés tras enfermar su hijo recién nacido

  • El pequeño casi queda ciego de un ojo y estuvo dos meses y medio en un hospital.
Un bébé casi muere por una herpes en el ojo.
Un bébé casi muere por una herpes en el ojo.
Ashleigh While / FACEBOOK

Un bebé recién nacido casi pierde la vida tras contraer un herpes en el ojo a causa, según cree su madre, de los múltiples besos que los invitados dieron al pequeño en su bautizo el pasado mes de septiembre.

La madre se percató de que su hijo tenía el ojo derecho inflamado. Llevó al niño a un hospital de South Yorkshire, en Inglaterra donde los médicos creyeron que la hinchazón provenía de la obstrucción en el conducto lagrimal, problema que, normalmente, se diluye con facilidad. Pasados unos días, varias ampollas aparecieron alrededor del ojo. Finalmente, el diagnóstico médico afirmó que el bebé había contraído el virus del herpes simple (HSV-1), conocido como el "beso de la muerte".

Tras dos semanas con tres dosis diarias de antivirales casi queda ciego de un ojo. Después de dos meses y medio en el hospital y seis meses probando medicamentos el pequeño Noah, que ahora tiene nueve meses, está fuera de peligro. El herpes labial no es dañino para los adultos, pero es peligroso para los bebés, debido a que puede propagarse al cerebro y provocar un fallo orgánico.

Ashleigh While, de 21 años, compartió el caso de su hijo en Facebook y desde entonces se ha hecho viral. Según ha publicado el diario Metro, la madre del niño quiere difundir su historia para advertir a la gente que no besen a los recién nacidos, ya que pueden tener graves consecuencias para la salud de los bebés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento