"Me alegra encontrarme con el PSOE de Lastra y no con el de García Page, Lambán o Borrell. Lo de hoy es un primer paso para seguir dialogando". En un tono conciliador, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, valoró positivamente su encuentro con la vicesecretaria socialista y aseguró que Esquerra no está "para bloquear" la investidura de Sánchez pero eso no significa "dar un cheque en blanco".

El primer paso que debe darse, para Rufián, es el diálogo. "Queremos establecer mesas de diálogo y negociación que aglutinen todas las sensibilidades políticas que hay en Cataluña", sostuvo el diputado. De momento, eso sí, no se fía de "qué PSOE nos vamos a encontrar". Así, pide a Pedro Sánchez que sea "valiente" y acceda a "hablar".

"La pregunta no es qué hará ERC con el PSOE sino qué hará el PSOE con ERC y Cataluña", advirtió un Rufián reacio a "poner líneas rojas". Tendió la mano, además, en materia programática: "Nos van a encontrar para reducir el gasto militar, sacar las concertinas, derogar la reforma laboral, apoyar leyes sobre dependencia".

Con un perfil mucho menos guerrero que el visto en el Hemiciclo, Rufián hizo referencias al juicio del procés para pedir a los socialistas que abran nuevas vías. "Estamos por sacar las togas y las porras de la política y hacemos esta interpelación también al PSOE", expresó en rueda de prensa, antes de añadir que lo único que bloquea ERC es "el artículo 155 y las actitudes represivas".

Adriana Lastra, por su parte, ha incidido en que ha pedido a todos los partidos "lo mismo", es decir, que no bloqueen la investidura "porque no ha otra alternativa a Pedro Sánchez". Afeó también la postura de PP y Cs: "Pido al PP y Cs que no blanqueen a la ultraderecha por una parte y sin embargo bloqueen la investidura de un presidente que ha ganado las elecciones con claridad".

"No hay ninguna negociación en marcha, lo que hay es evidentemente diálogo", quiso aclarar, y añadió que "no hay fecha sobre la sesión de investidura". Sobre la entrada de Podemos en el Ejecutivo, la vicesecretaria no se ha movido de lo ya dicho: "Ojalá fuera posible como en la Comunidad Valenciana, pero es que no nos dan los números".

Contra Podemos ante unas nuevas elecciones

El mensaje del diputado independentista fue mucho más rotundo respecto a Podemos y ante el riesgo de unas nuevas elecciones generales. "Es irresponsable hablar de unas nuevas elecciones y es una interpelación directa a Podemos", esgrimió, apelando a los inicios de la formación morada como referencia de lo que él cree que debe ocurrir ahora. "Vengo de la admiración a los inicios de Podemos y creo que tienen que hacer una reflexión directa". Para Rufián, Iglesias ha hecho una lectura equivocada: "Los resultados no dan para pedir ministerios, sino para pedir explicaciones internamente".

Respecto a otros comicios también miró hacia la derecha. "No vamos a ser los responsables de que Casado, Rivera y Abascal puedan gobernar pero tampoco daremos un cheque en blanco", expresó, en un claro llamamiento al PSOE para que enitenda que también está "en sus manos" no tener que volver a las urnas.

Junts, enrocados en el 'no' por los diputados

"Somos 350 diputados pero Junts solo tenemos cuatro y no siete. Queremos votar homogéneamente como grupo. Hay tres votos que van a ser tres abstenciones". Esa es la postura con la que Junts se ha presentado en la reunión con el PSOE. Y en eso radica su condición para poder valorar su abstención ante la investidura. La diputada Laura Borrás aseguró que una condición es que se pueda revocar la suspensión de los diputados presos. "Los cheques en blanco ya los concedimos en la moción de censura", dijo.

Borrás, por tanto, situó a su grupo parlamentario en el 'no'. "No se dan en este momento las circunstancias para facilitar la investidura de Pedro Sánchez", desveló, porque "hay tres votos que serían cautivos". Igual que ERC, hizo un llamamiento a seguir en conversaciones, pero dijo necesitar a un PSOE dispuesto: "Somos los del diálogo, pero necesitamos a alguien al otro lado".