Karlos Arguiñano
El presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, saluda a los cocineros Lorenzo Cañas y Carlos Arguiñano. (ABEL ALONSO/EFE) ABEL ALONSO/EFE
El cocinero Karlos Arguiñano afirmó hoy en Logroño que una de las cosas que más le preocupa desde el punto de vista de la alimentación es el incremento de la obesidad infantil, por la cada vez mayor expansión de la
comida rápida.

Calahorra es el pueblo donde por primera vez hice el amor y sigo casado con la misma

Arguiñano hizo esta afirmación durante un receso de la asamblea anual de Euro Toques España, que acogió el Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja. "Llevo 42 años en la cocina. Desde muy pequeño me di cuenta que por la boca entra la salud y la enfermedad. Si tu comes bien te vas a criar bien y vas a crecer bien y vas ser una persona sana. Si no vas a tener muchos problemas en tu vida", destacó.

Arguiñano recordó que hace treinta años la gente comía lo que podía porque España era un país más pobre que ahora y que, sin embargo, la mejora económica experimentada desde entonces no había traído consigo una mejor alimentación. "Ahora que la gente se puede manejar con las comidas, parece que se ha dado por las más fáciles y rápidas, que no digo que tengan que ser malas, pero que creo que no hay que acostumbrarse solo a eso".

La comida casera, la mejor y más barata

"El que esté criando a un niño debe tener en cuenta que a éstos se les educa en casa y que eso no se hace con bollería y comida preparada", dijo. Arguiñano insistió en que la comida hecha en casa es "el doble de rica y tres veces más barata" y que hoy día "todavía se puede cocinar barato". También insistió en la necesidad de introducir en el currículo escolar.

"De todas maneras, me preocupa más que haya gente que no coma. Si hay algo que me jode es que haya gente que no coma. Andamos en coches grandes, en 4X4 y vamos a cazar, a pescar y esquiar y hay niños que no comen. Por tanto, el mundo no está hecho de gente buena", dijo.

Por último, el cocinero dijo que estaba "encantado de volver a La Rioja", una tierra a la que le unen "muchas cosas" y donde siempre se encuentra "muy cómodo". "Calahorra es el pueblo donde por primera vez hice el amor y sigo casado con la misma. Fue una siestita, qué le vamos a hacer, pero así fue. Sigo manteniendo ese pisito en Calahorra", dijo. Arguiñano insistió en que en La Rioja se ha comido "siempre bien" .

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LOGROÑO