Entre ellos, destaca el mantenimiento de todas las unidades suprimidas de la enseñanza pública en la capital gaditana: los institutos de Secundaria (IES) Columela, San Severiano, Rafael Alberti y Drago y el colegio de Infantil y Primaria (CEIP) La Inmaculada, atendiendo a criterios de calidad de enseñanza 2y no meramente economicistas".

También se apunta a la creación de unidades en aquellos centros donde ha existido demanda suficiente, como son el CEIP El Juncal y el IES Tejada, de El Puerto de Santa María; el CEIP San Francisco, de Arcos de la Frontera; El CEIP Almirante Laulhé, de San Fernando; o el CEIP Carmen Sedofeito, de Chiclana.

Piden asimismo que se evite la unión de grupos de edades diversas en toda la Sierra y se respeten los criterios de escolarización recomendados por el Servicio de Planificación de no unir grupos de niveles diversos con más de 12 alumnos ni del mismo nivel de más de 15, como ocurre en el CEIP Maestro Gálvez de Villaluenga o el CEIP Fernando Hué de Zahara de la Sierra.

Evitar la "masificación", y el incumplimiento de la normativa de escolarización que prohíbe ratios por encima de 25 en Infantil y Primaria y de 30 en Secundaria; tener en cuenta criterios que vayan en beneficio de la enseñanza pública y de su calidad; el "blindaje" de la educación pública y la revisión para equilibrar los efectos del descenso demográfico y la caída de la natalidad; o "coherencia" en los gestores de la administración pública "como garantes de los bienes públicos que se les han encomendado" son las otras reivindicaciones.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y familias del alumnado de Bachillerato del IES San Severiano, que quieren desplazar, entregaron en este acto también las firmas recogidas e intentaron, sin éxito, ser recibidas por el delegado de Educación, Miguel Andreu.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.