Fernández Mañueco
El candidato del PP a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. NACHO GALLEGO / EFE

El PP y Ciudadanos han alcanzado un principio de acuerdo para gobernar juntos Castilla y León que implicará la Presidencia de la Junta para el candidato popular, Alfonso Fernández Mañueco, y el reparto de varios gobiernos municipales y de diputación para Cs.

Fuentes del PP y de Ciudadanos han confirmado el principio de acuerdo, que llega después de varios días de conversaciones entre ambos partidos y que tendrá que concretarse en los próximos días.

En el caso del comité negociador de Ciudadanos en Castilla y León, fuentes del partido han subrayado que se trata de un "preacuerdo" que tiene como base los "avances considerables" que se han ido produciendo en los últimos días, con numerosas reuniones, pero que el desglose detallado del contenido se producirá cuando se convierta en un acuerdo definitivo.

Está por ver en qué se materializan los acuerdos, ya que la representación de Cs es minoritaria en los principales ayuntamientos sujetos a pactos que sumen mayoría los dos partidos: Salamanca, donde basta un acuerdo entre ambos; además de Palencia y Burgos, donde tendrían que entrar en juego también los votos de Vox para alcanzar una mayoría absoluta.

En el caso de las diputaciones provinciales, Ciudadanos ocupará la presidencia en instituciones cuya existencia ha cuestionado desde su surgimiento como partido político y que le ha llevado a pedir su supresión en varios programas electorales, al considerarlas como un foco de corrupción y clientelismo.

Preocupación por la denuncia contra Mañueco

El partido naranja ha dejado claro este mismo miércoles que si el Juzgado de Instrucción Número 2 de Salamanca, que ha admitido una denuncia anónima por presunto fraude en las primarias del Partido Popular de Castilla y León celebradas en 2017, encausa a Mañueco, este deberá dimitir de todos sus cargos.

Esta es una de las condiciones impuestas por Ciudadanos después de que el martes se retomaran los contactos entre las dos formaciones de cara a alcanzar un pacto de gobierno para la próxima Legislatura, según informa Europa Press.

En el partido liberal preocupa la situación de Mañueco después de que un juzgado de Salamanca incoara diligencias previas para investigar los posibles delitos de coacciones, financiación ilegal de partidos políticos y falsedad documental en documento oficial en el proceso de elecciones primarias del Partido Popular de Castilla y León.