Catalunya está, con un 15% de inmigrantes, a la cabeza de Europa en porcentaje de ciudadanos extranjeros, más de un 25% de los cuales se encuentran en situación irregular, una de las cifras más elevadas de conjunto de paises europeos, según un informe del Centro de Estudios de Temas Contemporáneos (CETC) encargado por la Generalitat.

En el estudio se compara la realidad catalanas con otros doce paises o regiones europeas como Suiza, Letonia, Lombardia (Italia) o Flandes (Bélgica), además del Quebec (Canadá).

Hay unos 200.000 inmigrantes que trabajan en la economia sumergida
Se estima que entre un 25 y un 30% del millón de inmigrantes que vive en Catalunya está de manera irregular y que un 20% de ellos -unos 200.000- trabajan en la economía sumergida.

"La economía sumergida forma parte de la estructura económica del país, pero la llegada de población inmigrante la ha hecho emerger de forma relevante", ha manifestado el director del CETC, Alfred Bosch.

Más que en el conjunto del Estado

Si en alguna cosa destaca Cataluña, ha explicado Bosch es que esta comunidad ocupa una posición de "liderazgo absoluto" cuando el porcentaje de extranjero supera a la media del conjunto del Estado español, que es del 10%, y a la de otros paises europeos como Austria (9,95%) y Portugal (4,1%).

El tipo de inmigrante que reside en la comunidad catalana es muy diferente al del resto de España, según el estudio, e incluso respecto a otros territorios donde se habla catalán como las Islas Baleares o la Comunidad Valenciana.

En Cataluña predomina el inmigrante "de larga distancia", "intercontinental" con preeminencia de comunidades sudamericanas y africanas.

Destacan "de lejos" los marroquíes que son el 20% de la población extranjera.