Christian Slater en 'Alone in the Dark', del alemán Uwe Boll.
Christian Slater en 'Alone in the Dark', del alemán Uwe Boll. ARCHIVO
Podrían hacerlo otros muchos, pero finalmente será un director de cine alemán, Uwe Boll, el primero que pone a disposición de los espectadores su carrera: si un millón de firmantes se lo piden dejará de hacer películas.

El director ya retó a sus críticos más mordaces a un combate de boxeo
Boll, vilipendiado por sus adaptaciones cinematográficas de videojuegos como House of the Dead y Alone in the Dark, admitió recientemente que se retiraría del cine si un numero suficiente de espectadores así lo pedían. Parecía un chiste... hasta que la página Fearnet, especializada en cine de terror y videojuegos, le preguntó sobre una página web al respecto, en la que ya se contabilizaban los votos.

Informado de que ya había 18.000 firmas pidiendo su retirada, Boll respondió que no eran suficientes, pero presionado al respecto terminó cediendo: "Un millón de peticiones sí lo es. Si hay un millón de firmas pidiéndolo, dejaré de hacer películas".

Un caso ejemplar de cómo hacer malas películas... y ponerse a disposición de los espectadores. No es la primera iniciativa original de Boll que, hace unos meses, retó a un combate de boxeo a aquellos críticos más beligerantes con sus películas. Uno de los redactores de la página española CineCutre subió al ring, recibiendo una buena 'tunda' por parte del director.