Taylor Swift y Katy Perry
Taylor Swift acumula tantos exnovios famosos como enemigos. Con el músico John Mayer salió en 2009, cinco años después de que él rompiera con Katy Perry. GTRES

Katy Perry y Taylor Swift, que lleva años alimentando -y no precisamente de cosas dulces- su enemistad, han puesto punto final a una de las mayores disputas en el pop mundial firmando públicamente la pipa de la paz.

Así lo ha hecho saber la intérprete de Never Really Over, que compartió una fotografía de un plato de galletitas o cookies con la leyenda 'peace at last' ('paz por fin'). Además, se puede leer "Let's be friends" ("Seamos amigas").

El conflicto entre Perry y Swift empezó en 2012 y el motivo de la discordia entre estas cantantes son tres bailarines. Según contó TMZ, el pleito empezó cuando estos miembros del elenco de Swift abandonaron a la intérprete para unirse a la gira de Perry.

Ver esta publicación en Instagram

feels good 🧡 @taylorswift

Una publicación compartida de KATY PERRY (@katyperry) el11 Jun, 2019 a las 4:52 PDT

Como era de esperar, la intérprete de Shake It Off se sintió traicionada porque es muy cercana a su staff, considerándolos incluso su familia. Solo que esta polémica no quedó aquí.

Los tres bailarines eran originalmente parte del equipo de Katy Perry, pero cuando la gira de esta terminó hace unos años necesitaban otro trabajo. Es así que llegaron a colaborar con Taylor Swift.

Sin embargo, estos no querían firmar un contrato para el tour completo de la cantante, debido a que esperaban una nueva convocatoria de Perry.

De esta forma, cuando la intérprete de Firework regresó a los escenarios, los bailarines avisaron a Taylor Swift que solo se quedarían con ella durante 30 días más, pero esta se molestó tanto que los despidió en el acto y acusó de ladrona a su examiga.

Si bien esta historia se remonta un año atrás, Swift todavía guarda rencor. De hecho, compuso Bad Blood para hablar de su colega. En respuesta, Perry la llamó "Regina George con piel de cordero".

Ahora que todo ha quedado atrás, los fans de ambas cantantes han celebrado el anuncio de la paz como si de dos amigas de ellas se tratasen.