Con Botas y Mochila
Paula y Pedro, al frente del blog 'Con Botas y Mochila'. Con Botas y Mochila

Cuando uno sueña con un gran viaje, el asunto económico suele frenar las ganas de realizarlo, pues cuando uno realiza una búsqueda rápida en Internet los destinos más espectaculares suelen suponer también un gran desembolso.

No obstante, viajar con poco dinero -y sin gastarse todos los ahorros- es posible si uno aprende cómo organizarse, algo en lo que son expertos Paula y Pedro, dos apasionados de los viajes que siempre consultaban blogs antes de emprender una nueva aventura, hasta que un día decidieron crear el suyo propio y compartir sus diarios de viaje en ‘Con Botas y Mochila’.

“Nos gusta ir por libre, huir de todo lo organizado y también combinarlo con actividades de senderismo, integrándonos lo máximo posible en el país al que vamos. Así abaratamos muchísimo los costes y conocemos mucho más a fondo el lugar, evitamos aglomeraciones y tenemos la satisfacción de hacer todo por nosotros mismos, algo muy positivo y enriquecedor”, explica Paula. Con esta filosofía de viaje, han recorrido lugares tan diferentes como Italia, Ginebra, Namibia, Gambia, Cuba, Sri Lanka, Dubai o Vietnam. Hablamos con ellos para que nos cuenten sus claves para viajar con poco dinero e incluso llegar a ahorrar viajando:

1.    El desplazamiento. “Lo mejor es buscar los vuelos con suficiente margen. Además, los que tienen escalas son más baratos. También solemos viajar con lo jusnto en la mochila para no tener que facturar equipaje”, explican. No tener limitadas las fechas también es de gran ayuda, ya que dependiendo del día de salida el vuelo puede ser más económico. Ya en el lugar de destino, “hay que aprovechar el transporte público local”

2.    Alojamiento. “Para dormir de forma económica, hay que olvidarse de grandes hoteles. Puedes alojarte en casas de acogida del país –‘homestates’- con lo que además contribuyes a la economía del lugar. Esto suele generar desconfianza, pero se puede hacer mirando webs y páginas oficiales, como WWOOF (donde se ofrece alojamiento gratis a cambio de pequeños trabajos), Be Welcome o Couchsurfing”, apuntan

3. Establecer un presupuesto. “Nosotros intentamos ahorrar en el alojamiento y en la comida, ir a sitios económicos para que el presupuesto no se nos dispare… y ahí sí que solemos ponernos un tope, porque hay otros gastos, para visitar lugares o atracciones turísticas, en los que no se puede escatimar”, añaden.

4.    Olvidarse de los prejuicios. “No hay que tener miedo a salirse de lo organizado, porque la gente siempre está dispuesta a ayudarte”, cuentan estos viajeros. “Y sobre todo tratar de integrarse al máximo posible en el país, ir a restaurantes y alojamientos locales, que además de ser más económicos te van a ayudar a descubrir nuevos lugares”.

5. Generar ingresos. “Mucha gente busca un trabajo en el lugar al que va, como profesor, como guía o ayudando en el lugar de alojamiento. Por ejemplo, está muy bien si se hace un viaje muy largo porque vas generando dinero para estar viviendo allí. Luego hay quien trabaja como autónomo y lo compagina con la distancia…”, apuntan estos viajeros, aunque aclaran que si uno se organiza bien teniendo en cuenta las claves no es necesario un trabajo en el lugar de destino.