Matteo Salvini
Matteo Salvini, vicepresidente y ministro de Interior de Italia. EFE

Los partidos que dirigen Italia, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, defendieron este martes crear una especie de moneda paralela para pagar la deuda pública.

¿Qué son los mini-bots?

La palabra corresponde a las siglas en italiano de Buoni Ordinari del Tesoro -Bonos Ordinarios del Tesoro, una especie de pagarés públicos, sin intereses ni vencimiento.  Serían unos vales físicos, con un valor monetario reducido (20, 50, 100 euros), que entregaría el Tesoro italiano a los proveedores para que estos pudieran cobrarse los pagos atrasados de la administración pública, gastando estos mini-bots en tiendas, bares, gasolineras o restaurantes del país.   

¿Por qué se habla ahora de ellos?

La medida estaba incluida en el programa de Gobierno del M5S y la Liga, pero en los últimos días se ha encendido el debate después de que la Cámara de los Diputados la apoyara con una moción no vinculante. 

¿Hay división en el Gobierno italiano sobre su uso?

Sí. El ministro de Economía, Giovanni Tria, ya ha dicho que no se debatirá a nivel de Gobierno. Tria ha reiterado que esta medida es "ilegal e inútil", porque violaría las reglas europeas y aumentaría la deuda, y ha insistido en que "no se debatirá a nivel de Gobierno". También el primer ministro Giuseppe Conte ha señalado que desconocía la propuesta y que "debería haber sido presentada con un proyecto detallado para que fuera estudiada". 

¿Y qué dicen sus defensores?

"No me voy a enrocar (en mi posición con los minibots), pero que Tria y (el primer ministro italiano Giuseppe) Conte me digan cómo resolver el problema", respondió este martes el ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini. El líder del M5S y ministro de Desarrollo Económico y de Trabajo, Luigi Di Maio, subrayó además que "el objetivo es pagar a las empresas que tienen créditos con el Estado" y que el nombre es lo de menos.

Otro de los mayores defensores es el presidente de la comisión de Presupuestos de la Cámara de los Diputados y miembro de la Liga, Claudio Borghi, quien ha declarado que no sería una nueva moneda, sino la "titularización de créditos ya existentes". "Los mini-bots están en el programa de Gobierno. (...) De hecho yo los daba por descontado. Serían un instrumento alternativo para pagar las deudas, sin ser una moneda", ha apuntado. 

¿A la UE le parece bien?

Para nada. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, describió como ilegal la semana pasada la idea de ls mini-bots, porque en la práctica supondría poner en circulación una moneda local. La propuesta ha sido criticada por la oposición y el secretario del partido progresista +Europa, Benedetto Della Vedova, ha señalado que "hay un único hilo conductor en todas las acciones del Gobierno: el plan B, el de la salida de Italia del euro y de la Unión Europea".