El Consejo de Gobierno Foral ha aprobado este martes de manera definitiva el proyecto de desdoblamiento y conversión en autovíade la carretera N-124 entre la conexión de la N-124 y la A-1 en el término municipal de Armiñón y Berantevilla con un presupuesto de 15,6 millones de euros.

Este proyecto del Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad contempla el desdoblamiento de la carretera N-124 entre los puntos kilométricos 25,5 (conexión entre N-124 y A-1) y 28 (polígono industrial de Lacorzanilla).

El resultado serán dos carriles por sentido de 7,5 metros de anchura (2 x 3,75 metros), arcenes exteriores de 2,5 metros, arcenes interiores de 1 metro y bermas de medio metro. Asimismo, aprovechará la carretera actual como vía de servicio para dar acceso al polígono industrial de Lacervilla a través de una conexión que enlazará también con el polígono industrial de Lacorzanilla.

También se habilitará un camino de servicio con el objetivo de dar acceso a las fincas y campos agrícolas, así como la empresa Pirotecnia Valecea. Finalmente, el proyecto prevé completar el enlace de Zambrana para que permita acceder a esta localidad viniendo desde Logroño y salir desde Zambrana hacia Vitoria.

La Diputación ha destacado que este nuevo proyecto "completa y da continuidad de forma coherente" al trabajo realizado esta legislatura para desdoblar la N-124 entre Berantevilla y Zambrana, y poner en servicio la variante de Berantevilla.

Su ejecución permitirá disponer de un tramo de casi seis kilómetros de autovía en lo que es la puerta de entrada a Rioja Alavesa y ofrecer a las miles de personas que circulan diariamente por esta vía más seguridad, comodidad y fluidez.

El proyecto mejorará la conectividad entre la A-1 y la AP-68 a través de la N-124 y los accesos a los polígonos industriales de Armiñón de Berantevilla, y garantizará el tránsito de los vehículos agrícolas y la comunicación con las fincas de la zona.

Consulta aquí más noticias de Álava.