Bruselas veta la fusión entre Thyssenkrupp y Tata Steel

  • La Comisión Europea ha vetado este martes la fusión de los negocios de acero en Europa del grupo alemán Thyssenkrupp y la india Tata Steel al considerar que la operación hubiera reducido la competencia e incrementado los precios de algunos productos de este material en el bloque comunitario.
Parlamentu européu, en Bruseles.
Parlamentu européu, en Bruseles.
EUROPA PRESS - Archivo

"Sin soluciones que atajen nuestras serias dudas sobre la competencia, la fusión entre Tata Steel y Thyssenkrupp habría elevado los precios. En consecuencia, hemos prohibido la fusión para evitar daños graves sobre la industria europea y los consumidores", ha explicado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Bruselas anunció en octubre la apertura de una investigación en profundidad tras haber constatado en su análisis preliminar posibles problemas en los mercados de productos de acero con revestimiento metálico para empaquetado y productos de acero galvanizado en caliente para la industria automovilística.

En concreto, el Ejecutivo comunitario ha concluido que la presión competitiva en ambos mercados por parte de los rivales de ambas firmas y de las importaciones de terceros países no habría sido suficiente para garantizar una "competencia efectiva" en el bloque comunitario.

En este sentido, los compradores europeos de los productos afectados no habrían sido capaces de recurrir a las importaciones para compensar los mayores precios en Europa por varias razones, entre ellas los requisitos de calidad que deben tener este tipo de productos.

Además, la Comisión Europea consideró que las desinversiones propuestas por Thyssenkrupp y Tata Steel para acabar con sus dudas eran insuficientes porque no habrían evitado un aumento de los precios.

El grupo industrial alemán ya había descontado que los servicios comunitarios de Competencia no darían su visto bueno a la cesión y anunció hace un mes la salida a Bolsa de su división de ascensores y la cancelación de la escisión en dos compañías que había acordado en septiembre.

"Más compromisos o mejoras (en la oferta) afectarían negativamente a las sinergias que se pretendían con la fusión hasta el punto de que la lógica de la 'joint venture' ya no sería válida", explicó Thyssenkrupp en mayo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento