Abdalá y Rania de Jordania
Los reyes Abdalá y Rania de Jordania en 2010. GTRES

Ya han pasado 26 años desde que se casaran, el 10 de junio de 1993, y parece que la pasión no ha perdido un ápice de su fuego. O así lo atestiguan las hermosas palabras que le ha dedicado Rania de Jordania a su marido, el rey Abdalá II.

Gracias a su cuenta de Instagram, ha publicado Rania una fotografía de ambos con los brazos cariñosamente entrelazados y mirando a cámara, aprovechando el aniversario de tan feliz momento. Fotografía que pertenece a la sesión que les hicieron hará unos meses y en las que una de las instantáneas, junto a sus cuatro hijos, fue la elegida para la felicitación de Año Nuevo.

"Soy muy afortunada por estar a tu lado... Hoy, mañana y todos los días que están por venir. Dios te bendiga, mi Rey", ha sido su más tierna declaración de amor, de vital importancia porque han sido en estos 26 años numerosos los rumores que hablaban de una posible separación.

Cuando se casaron, poco después de conocerse, que, como bien declaró el entonces príncipe a la revista People, fue "amor a primera vista", él tenía 31 años y ella solo 22, pero con el paso del tiempo esos números han resultado ser solo una cifra.

Los monarcas jordanos se dieron el "sí, quiero" en una mastodóntica ceremonia, que se hizo por el rito tradicional musulmán en el Palacio Real de Ammán, la capital de Jordania, y a la que acudieron cerca de 2.000 invitados.

Entre ellos, claro, multitud de personalidades y miembros de otras realezas, como el príncipe heredero Mohammed de Marruecos, el jeque Mohammed Al Maktoum de Dubai o, en representación de la española, la Reina Sofía.

Rania llevó un vestido hecho expresamente por uno de los diseñadores más cotizados del momento, Bruce Oldfield, uno de los favoritos de Lady Di. Tenía en hilos de oro bordados florales y, para los brazos, manga corta, lo que causó sensación.

Seis años y dos hijos (el príncipe heredero Hussein, nacido en 1994, y la princesa Iman, en 1996) después, el 7 de febrero de 1999, tras la muerte del rey Hussein,  Abdalá II, su hijo, subió al trono.

Tras ello, Rania de Jordania volvió a dar a luz en dos ocasiones: la princesa Salma, que nació en el año 2000, y cinco años después el más pequeño, el príncipe Hashem. Actualmente se dedica a su labor como reina ejerciendo de figura pública en numerosos actos.