'Dragon Ball Super'
Broly regresa en 'Dragon Ball Super'. Toei Animation

Los últimos episodios emitidos de Dragon Ball Super han mostrado cambios en sus míticas escenas de lucha que no han pasado desapercibidos para los más fanáticos de la serie.

La velocidad de los fotogramas ha sido reducida tanto que ha sido imposible no notar la diferencia respecto a las imágenes originales de la cadena japonesa, tal y como informa Toonami Faithful.

El usuario de Twitter @Terez27 mostró un ejemplo en la red social. Compartió un vídeo de la misma escena perteneciente al capítulo de la semana pasada, el 113, en la que aparecen Goku y Caulifa luchando, pero de diferentes cadenas, entre ellas Fuji TV.

La publicación generó muchas quejas y comentarios, por lo que Jason DeMarco, jefe de Toonami, publicó un tuit también en el que avisaba a los fans que estaba investigando el motivo de esa ralentización.

Este viernes se desveló el misterio: DeMarco explicó en un hilo de Twitter que el departamento de edición de Cartoon Network realizó de forma intencionada los cambios en las escenas de lucha porque no cumplían el llamado 'Prueba de Harding', que se encarga de detectar imágenes que puedan causar daño a personas con epilepsia fotosensible. Por este motivo, ralentizaron las peleas.

"¿Recuerdas el episodio de flasheo de Pokémon que provocó un montón de episodios epilépticos en los espectadores? Desde entonces, las redes de televisión tienen algo que se llama la 'Prueba de Harding'. Todos los programas pasan por esta prueba para asegurarse de que no tengan fotogramas parpadeantes que puedan desencadenar a personas con epilepsia", explicó.

Aún así, Jason ha discutido con el equipo de edición para que no ralenticen tanto las escenas y el cambio no sea tan notable para los espectadores. "Gracias a todos los que nos hicieron saber lo que estaba pasando, y esperamos que hayamos eliminado lo peor de esto para el futuro", concluyó.