Temporal
El mal tiempo ha sido una de las causas que han motivado la cancelación de vuelos. (REUTERS). REUTERS
La caída del sistema informático de clasificación de equipajes y una intensa nevada en Londres obligaron este domingo a British Airways (BA) a cancelar 126 vuelos en la terminal 5 de Heathrow, afectada por un problema tras otro desde su inauguración el 27 de marzo.

Además, el mal tiempo obligó a la aerolínea a suspender también 32 vuelos en el aeropuerto de Gatwick (sur de Londres), según indicó una portavoz.

El mal funcionamiento del sistema informatizado obligó el sábado a BAA, la gestora del aeropuerto propiedad del español grupo Ferrovial, a poner en marcha un proceso manual de clasificación del equipaje (para embarcarlo en el avión adecuado), con la intención de poder restablecer el domingo la actividad normal.

Cierre provisional de pistas

Pero, pese al trabajo de los técnicos que han revisado el sistema durante la noche, los problemas persistían este domingo, lo que causó demoras y motivó la cancelación de 12 vuelos.

Las cancelacione y estravíos de maletas le costarán a BA unos 20 millones de euros
A estas doce cancelaciones, se sumaron otras 114 a consecuencia de la nieve, que ha obligado al cierre provisional de algunas pistas, según explicó una portavoz de BA, la única aerolínea que por ahora opera en la T5.

En los primeros cuatros días después de la inauguración de la nueva terminal, se suspendieron 250 vuelos y hubo muchos retrasos causados por otros problemas en la organización del equipaje, que provocaron además la retención de hasta 28.000 maletas que poco a poco están siendo devueltas a sus dueños.

BA ha valorado que las cancelaciones de vuelos y extravío de maletas, entre otros problemas, le costarán unos 16 millones de libras (unos 20,3 millones de euros).