El candidato de Ciudadanos, Juan Trinidad, ha sido elegido este martes como presidente de la Asamblea de Madrid tras conseguir los 68 votos de PP (30), Ciudadanos (26) y Vox (12), cuyos diputados superan la barrera de la mayoría absoluta, fijada en 67.

El diputado autonómico fue propuesto por la formación naranja, que puso como condición al PP presidir la Mesa para "poder seguir avanzando en las negociaciones" de cara a formar gobierno en la Comunidad y ha superado la candidata del PSOE, Pilar Llop Cuenca, que ha sumado 64 votos.

La designación de un presidente de Ciudadanos era "lógica", a juicio del partido, por ser ésta la formación que "más ha crecido" en estas elecciones en número de diputados.

Una vicepresidencia para Vox

La presidencia de la cámara autonómica ha sido la primera elegida, antes de que los diputados votaran al resto de miembros de la Mesa. Paloma Adrados (PP), que durante la pasada legislatura ocupó la presidencia de la Mesa, será la vicepresidenta primera tras conseguir 35 votos, mientras que la vicepresidencia segunda será para el socialista Diego Cruz, que ha reunido 34 votos.

La sorpresa ha venido de la mano de Vox, que ocupará la vicepresidencia tercera y, con 32 votos, recaerá en Ignacio Arias.

Las secretarías se repartirán entre el PP -cuya diputada María Eugenia Carballedo ocupará la primera de ellas tras obtener 68 votos-, PSOE, que tendrá la secretaría segunda de la mano de Encarnación Moya y Ciudadanos, que ocupará la tercera con la diputada Esther Ruiz.

El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, ha denunciado a través de las redes sociales que tanto su formación como Unidas Podemos se hayan quedado fuera de la Mesa y sí haya entrado Vox en este órgano.

Se cumple el preacuerdo

Este martes, PP y Vox han confirmado un preacuerdo en el que también incluían a Ciudadanos, cuyo líder en la Comunidad, Ignacio Aguado, se ha entrevistado con Rocío Monasterio dos horas antes de esta votación. Era el segundo encuentro en privado que mantenían ambos dirigentes en 48 horas después de que se desvelara la reunión del pasado domingo.

Según la candidata de Vox, este preacuerdo supone un "paso previo" para la investidura, para la que ha insistido se incluyen "tres partes socias". Esto es, su partido junto a PP y Ciudadanos.

Este acuerdo también incluía la configuración de la Mesa de la Asamblea de Murcia, cuya presidencia también ha recaído en Ciudadanos gracias a los votos PP y Vox. De esta forma, el diputado naranja Alberto Castillo será el nuevo presidente.

El plazo máximo para celebrar el debate de investidura es el 11 de julio, fecha en la que previsiblemente Isabel Díaz Ayuso será la candidata para presidir la Comunidad. En esta sesión de investidura debe ser elegida por mayoría absoluta y, de no conseguirse, bastaría con una mayoría simple en segunda votación. En el caso de que no consiga ser investida, en el mes de septiembre deberá presentarse otro candidato que debe ser elegido por el mismo procedimiento. De no haber investidura en esta fecha, se celebrarían unas segundas elecciones que, siguiendo los plazos de la Ley Electoral, tendrían lugar en el mes de noviembre.