El pueblo de Sonseca sale a la calle para darle el último adiós a su vecino José Félix

  • Más de 3.000 personas siguieron al ferétro hasta el cementerio.
  • José Félix hubiera cumplido este sábado 30 años de seguir vivo.
  • Los familiares han pedido que se aplique la cadena perpetua.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO.
Miles de vecinos se echaron a la calle para darle el último adiós a su vecino José Félix y su apoyo a familiares y amigos.
Miles de vecinos se echaron a la calle para darle el último adiós a su vecino José Félix y su apoyo a familiares y amigos.
Laura Gómez

Sonseca se ha volcado hasta el final con José Félix García-Ochoa, el joven que falleció el viernes por la noche en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo a consecuencia de la brutal paliza que recibió el pasado 1 de marzo por parte de otros tres jóvenes de la misma localidad. 3.000 vecinos han querido echarse a la calle para darle el último adiós, y dar ánimos a sus familiares y amigos.

El féretro llegaba poco antes de las 18.00 horas a la Iglesia de San Juan Bautista, donde se ofició la misa. Allí, se encontraban aguardando miles de sonsecanos, que le recibieron entre aplausos, lágrimas y gritos de apoyo. El templo parroquial se llenó, al igual que la plaza anexa al recinto y varias calles colindantes, repletas de personas que aguarban el final de la ceremonia.

Agradecimiento a Sonseca

Una ceremonia oficiada por el cura párraco de Sonseca, José Talavera, y que duró poco menos de una hora, durante la cual el silencio fue respetuoso, solamente roto por algunos aplausos y gritos de ánimo espontáneos. Dentro de la Iglesia, el sacerdote colocó una flor sobre el féretro y quiso recordar que José Félix, de seguir vivo, hubiera cumplido ese mismo día 30 años.

Los amigos que portaban a hombros el féretro lo llevaron a hombros hasta el cementerio de Sonseca

Al acabar la misa, todos los asistentes y vecinos rompieron en aplausos, al igual que cuando el ataúd fue sacado del templo. Los amigos que portaban en hombros el ferétro no quisieron introducirlo en el coche fúnebre, y lo llevaron caminando hasta el cementerio. Fue entonces cuando los miles de vecinos que estaban allí presentes, decidieron seguirlos en su difícil camino.

El Ayuntamiento de Sonseca ha decretado dos días de luto oficial, durante todo el sábado se sucedieron numerosas muestras de condolencia y cercanía hacia la familia y amigos del joven, y se colocaron velas y flores en la cruz de la ermita de la Virgen de los Remedios de la localidad. Enrique Arenas, portavoz de la familia, ha dado "las gracias a Sonseca por el apoyo recibido", al tiempo que ha vuelto a pedir "que se haga justicia".

El Ayuntamiento ya ha anunciado su intención de ejercer la acusación particular a la familia de José Félix, ya que como explicó el alcalde, José Millán, varios agentes de Policía Local declararán, al estar presentes el día de los hechos. La familia del joven ha pedido que la ley aplique penas de cadena perpetua en casos como éste, algo que también solicitaron los padres de la pequeña Mari Luz.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento