Primavera
Una joven bebe un refresco en un parque de Madrid. JORGE PARÍS

El tiempo de esta última semana completa de la primavera será variable en España porque la mitad norte peninsular tendrá temperaturas propias de abril con entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal e incluso nevará en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos hasta el miércoles, mientras que el ambiente templado y preveraniego se instalará en el resto de España porque los termómetros marcarán entre 25 y 30 grados en muchas zonas.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, señala que esta semana se espera un "ambiente fresco" para la época del año sobre todo hasta el miércoles, puesto que "muchos puntos de la mitad norte tendrán entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal".

"Son temperaturas más propias de abril que de esta fecha por la llegada de vientos del norte. Esta situación dejaría bastante frío en invierno", indicó Del Campo, quien subrayó que, aunque este domingo fue el 40 de mayo, esta vez no se cumplirá el refrán de dejar el sayo hasta esa fecha. "Habría que tenerlo a mano hasta el miércoles y en el norte incluso un poco más", apostilló.

Según Eltiempohoy.com, el frío se debe a la llegada de una masa de aire frío que procede del círculo polar ártico y que "entrará de lleno en nuestro país a partir del marte"s, haciendo que las temperaturas caigan. Del Campo comenta que la combinación de vientos del norte y una baja en altura situada un poco más arriba del área cantábrica traerán inestabilidad al tercio septentrional peninsular, con chubascos tormentosos en el norte de Galicia, las comunidades cantábricas, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana e incluso Baleares.

Las precipitaciones serán "puntualmente fuertes" en zonas del Cantábrico oriental y el Pirineo Catalán, según Del Campo, quien añadió que se formarán nubes de evolución en el interior peninsular que podrían dejar algún chubasco débil. Las temperaturas de este martes descenderán en la mitad norte peninsular, sobre todo en el interior noreste, donde podrían bajar hasta ocho grados en apenas 24 horas. Nevará a partir de entre 1.200 y 1.500 metros en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos.

"Las temperaturas mínimas serán frías e incluso pueden dar lugar a alguna helada débil en zonas de montaña por valores no habituales para esta fecha". Así, puntos de los Pirineos y del Sistema Ibérico se congelarán en la madrugada de este martes. Las mínimas llegarán a 2 grados en Soria o Burgos.

Miércoles: nieve en el norte

Respecto al miércoles, Del Campo comentó que la inestabilidad se reducirá al norte de Galicia, el Cantábrico y zonas de Baleares, donde habrá precipitaciones más débiles que las del martes. Por la tarde se irán formando nubes en zonas montañosas del interior peninsular, sobre todo en el Sistema Ibérico, donde podría aparecer algún chubasco disperso. Este miércoles podría nevar en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos a partir de los 1.400 metros, que es "una cota relativamente baja para la época, aunque a lo largo del día irá subiendo", según recalcó Del Campo.

Las temperaturas mínimas del miércoles descenderán algo más, de manera que ese día se espera "una madrugada fría para la época del año", como señaló Del Campo, puesto que helará en zonas de la Meseta norte, la Cordillera Cantábrica y los Pirineos, y los termómetros caerán por debajo de 5ºC en el interior de Galicia, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña e incluso Castilla-La Mancha. "Son valores realmente fríos", añadió.

De jueves a domingo

Por otro lado, Del Campo indicó que "lo más probable" es que las precipitaciones se queden acotadas este jueves al extremo norte peninsular, al igual que el viernes, día en que podrían formarse nubes de evolución en lugares montañosos. "En general, se prevé que el tiempo sea estable para el fin de semana. Las temperaturas sufrirán altibajos a lo largo de la segunda mitad de la semana, pero poco a poco se irán recuperando y probablemente a partir del sábado, y sobre todo el domingo, estarán en valores más acordes para la época", concluyó.