Agradeciendo el voto
 El candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Pedro Sánchez (c), agradece los votos a sus seguidores en la sede de Ferraz en Madrid. JuanJo Martín / EFE

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo; el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, serán los encargados de negociar con otros grupos los apoyos necesarios para la investidura de Pedro Sánchez, han confirmado fuentes socialistas.

Los tres formarán parte de la comisión negociadora que este lunes nombrará la ejecutiva federal del PSOE, en una reunión en la sede de Ferraz que comenzará a las 12.30 horas y a la que asistirá Sánchez, que hará la propuesta.

Calvo, Ábalos y Lastra componen el llamado núcleo de confianza de Pedro Sánchez desde que éste ganara las primarias de hace dos años y recuperara las riendas del partido.

Una vez nombrada esa comisión, el presidente en funciones y candidato a la investidura se reunirá el martes por la mañana con el lider de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y por la tarde con los de Ciudadanos, Albert Rivera, y PP, Pablo Casado, por ese orden. Las reuniones se celebrarán en la zona del Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Sánchez se verá también con el resto de formaciones del nuevo arco parlamentario, pero ya con "otro formato". En el punto de mira están Navarra Suma (coalición de PP, Cs y UPN), el PNV y los diputados independentistas presos suspendidos, que en principio no dejarán el acta. Un día antes de la cita con Iglesias, el lunes día 10, se reunirá la ejecutiva federal del PSOE para formalizar la comisión que coordinará las negociaciones con los distintos grupos.

La ejecutiva del PSOE no se reúne desde el pasado 27 de mayo, cuando analizó los resultados de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del día anterior, en ausencia de Pedro Sánchez, que acudió ese día a París para sellar su alianza con el presidente francés Enmanuel Macron, en la lucha contra la ultraderecha y en la renovación de cargos de las instituciones europeas.

Sin fecha para el pleno de investidura

Desde que fue propuesto la semana pasada por el rey, Sánchez se enfrenta a su segundo proceso de investidura, tras el que falló en marzo de 2016, cuando solo obtuvo los votos a favor del PSOE, Ciudadanos y Coalición Canaria en la segunda votación. Las negociaciones, que en aquella ocasión duraron 27 días, las encabezó en nombre del PSOE el entonces portavoz parlamentario Antonio Hernando.

De momento no hay una fecha estimada para la celebración del debate de investidura en el Congreso: aunque se baraja la segunda semana de julio, ni Batet ni Sánchez quisieron aventurar plazos, ya que la consecución de acuerdos en alcaldías y en gobiernos regionales —hay hasta diez comunidades sin mayorías definidas-, y el sentido de estos, será clave para las negociaciones a nivel nacional. Navarra y Madrid, entre otras, marcarán los tiempos.

Sánchez necesita asegurarse 176 escaños (mayoría absoluta) para ser elegido presidente del Gobierno en primera votación, o bien, más síes que noes (mayoría simple) para lograrlo en una segunda vuelta. Los resultados del pasado 28-A repartieron de esta manera los asientos del Hemiciclo: PSOE (123), PP (66), Cs (57), UP (42), Vox (24), ERC (15), Junts (7), PNV (6), Bildu (4), CCa-PNC (2), Na+ (2), Compromís (1) y PRC (1).

Antes, tendrán que consolidarse los pactos en los gobiernos autonómicos y en 8.000 municipios.