El dúo musical Azúcar Moreno, integrado por Toñi y Encarna Salazar, ha dado el pistoletazo de salida a la gira que celebra su 35 aniversario en la noche de este sábado en el municipio madrileño de Getafe. Es su primera aparición pública desde su abandono en Supervivientes, lo que les ha generado un gran conflicto con Mediaset.

Las cantantes decidieron abandonar el concurso el pasado 13 de mayo tras 25 días en Honduras, lo que provocó el enfado de Telecinco y Mediaset considerando que su decisión era una falta de respeto y de profesionalidad por parte de ambas.

"Estáis mintiendo", les reprochaba Jorge Javier Vázquez, presentador del programa, cuando acudieron a plató aduciendo que estaban "bien jodidas" y que preferían "hacer esto a hacer un mal concurso".

Las extremeñas acudieron a Supervivientes con problemas económicos muy graves, sobre todo Toñi, que tiene una deuda pendiente con Teresa Bueyes, su abogada, de 18.000 euros. Su hijo, Borja Rilo, también le debe a la letrada el pago de los honorarios por defenderle de un intento de homicidio y de estafa a un centro comercial.

A todo esto, ahora se suma la multa y el veto impuestos en Telecinco, donde se las considera personas non gratas, por lo que no podrán conceder entrevistas ni acudir a programas de la cadena.

Diego Arrabal contaba poco después del abandono los acuerdos en el contrato de ambas. "Ellas se reúnen con la productora y le hacen saber que tienen problemas económicos y que necesitan dinero ya", aseguraba el periodista en Viva la vida. La productora les habría propuesto un "acuerdo de 30 días" en el que, transcurrido este tiempo, les ingresarían cierta cantidad de dinero.

"Ellas cuentan y cuando ya llevan 30 y tantos días, automáticamente dicen las dos que se van. Es normal que la productora se sienta engañada", concluía Arrabal.