El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha intervenido este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal de la formación para, además de enumerar sus propuestas a Pedro Sánchez, hacer autocrítica tras los resultados de las elecciones automómicas, municipales y europeas. "Había sitios de España donde no sabía cómo nos llamábamos", ha asegurado al referirse a la "confusión" que ha generado el hecho de presentarse en cada territorio con un nombre distinto.

"Somos especialistas en tener un nombre diferente en cada territorio", se ha quejado Pablo Iglesias. "Si esto nos ha generado confusión a nosotros, creo que es evidente que a muchos ciudadanos también", ha señalado.

En este sentido, Iglesias ha reconocido que los resultados electorales han sido "malos y muy decepcionantes" y que es llamativo que se hayan producido tras las generales, cuando fueron "de abajo arriba".

No obstante, ha añadido que ahora toca evaluar cuál es el problema, "que es de todos y no solo de los candidatos territoriales".

El líder de Podemos ha comparado el desplome del 26-M con el de las elecciones generales, donde, ha dicho, obtuvo "un resultado muy por encima de lo que cabía esperar". "En general hemos tenido rendimientos mucho peores en las municipales y autonómicas, y con las europeas no lo podemos comparar", ha dicho Pablo Iglesias.

El papel de los liderazgos

Además, Iglesias ha subrayado ante los suyos que tiene la "sensación" de que "en este caso el papel de los liderazgos jugó un rol muy importante", como en su opinión avalan los resultados de José María González, Kichi, en Cádiz o los de Ada Colau en Barcelona. "El resultado de Kichi en Cádiz es espectacular", ha puesto en valor Pablo Iglesias.

A su juicio, toda la organización deberá abordar desde ahora sus "dificultades" para convertirse en un referente territorial, una tarea que, aunque no lo ha dicho, dependerá desde este sábado del nuevo secretario de Organización de Podemos, el diputado canario Alberto Rodríguez, que sustituye así a Pablo Echenique.

Apuesta por la coalición con el PSOE

Asimismo, Pablo Iglesias ha justificado ante los críticos de su partido la apuesta de gobernar en coalición con el PSOE, porque, aunque hacerlo tenga sus riesgos, "es imposible" cambiar las cosas sin estar en el Ejecutivo.

Iglesias ha dicho que afronta "con espaldas anchas e ironía" un proceso de negociación que será largo y está convencido de que llegará a buen puerto porque, ha explicado, "el PSOE ha buscado a la derecha para el gobierno pero no la ha encontrado".

El líder de Podemos ha expuesto ante los suyos que presentará cuatro grandes ejes para iniciar las conversaciones con Pedro Sánchez, el primero de ellos un plan de inversiones estratégicas para asegurar la creación de empleo ante una eventual recesión.

Otro de los ejes busca acabar con la precariedad laboral con el reconocimiento de que las reformas laborales han fracasado y la derogación de la de 2012, el tercero es incluir una ley para garantizar la suficiencia de ingresos de 600 euros y la reducción de la jornada laboral a las 34 horas semanales, mientras que un cuarto sería realizar una reforma fiscal para subir el IRPF, entre otros cambios impositivos.

Tras hacer un repaso de estas medidas, se ha preguntado si se pueden hacer estas reformas "fuera del Gobierno" y ha sostenido que es "imposible".

"Las políticas se cambian desde el Gobierno. Los acuerdos programáticos son papel mojado, no hay ningún mecanismo que permita obligar a un Gobierno a ejecutar un acuerdo programático", ha justificado, antes de defender "inaugurar una nueva cultura democrática en España", la de los gobiernos de coalición.

Finalmente, se ha jactado de haberse "ganado el prestigio de ser una fuerza política que hace las cosas que se compromete a hacer" y que es imprescindible para llevar a cabo ciertas medidas progresistas en España.

Pablo Iglesias, además, ha puesto en valor que Podemos está negociando con el PSOE "con muchas posibilidades de gobierno" en territorios como la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares, y también en Canarias.

"La disposición del PSOE para llegar a acuerdos es buena", ha sostenido Iglesias, en la línea también defendida poco antes en declaraciones a los periodistas por el hasta ahora secretario de Organización, Pablo Echenique, que ha comparado la pasividad de Pedro Sánchez con los avances en las autonomías.

Reforma de la ejecutiva de Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha obtenido el apoyo del partido para acometer una reforma amplia de su ejecutiva, en la que entran el canario Alberto Rodríguez como secretario de Organización, la diputada Ione Belarra, el líder de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, y la exdiputada Ana Marcello.

Según han informado fuentes de la dirección de Podemos, los cambios propuestos por Pablo Iglesias han sido aprobados por el Consejo Ciudadano Estatal con 42 votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones, en una reunión en la que ningún asistente ha cuestionado su liderazgo tras los resultados electorales.

La número dos del partido, Irene Montero, sigue como portavoz parlamentaria mientras que Noelia Vera será la portavoz en solitario de la formación —cargo que antes compartía con Pablo Echenique— y dejará la Secretaría de Participación que pasa a Ana Marcello, que también asumirá la de Círculos.