Barbra Streisand y su mascota
Barbra Streisandy su perrita Samantha. INSTAGRAM / Barbra Streisand

Barbra Streisand amaba como a una hija a Samantha, un coton tuléar que murió en 2017 a la edad de 14 años. Incapaz de pensar en una vida sin Sammy, la cantante y actriz decidió que la clonasen, guardando el ADN de la mascota procedente de su estómago y de la boca.

De este experimento nacieron dos cachorros idénticos a Samantha: Miss Violet e Miss Scarlet, que se unen a la sobrina Miss Fanny. Streisand inmortalizó a todas las mascotas en una imagen junto a la tumba de Samantha. Distinguir la imagen de la difunta perra de sus clones es casi imposible: son todos iguales.

Ver esta publicación en Instagram

The twins Scarlet and Violet honoring their mom (with cousin Fanny in the center!) 🐾

Una publicación compartida de Barbra Streisand (@barbrastreisand) el5 Jun, 2019 a las 2:24 PDT

La intervención para clonar a Samantha, que se hizo antes de que el animal muriese, costó 100.000 dólares. Para Barbra no había alternativa ya que quedarse sin su perrita hubiese sido un dolor muy grande. De esta manera, Sammy permanece viva a través de sus dos clones (y la sobrina idéntica) que Streisand lleva de manera regular a visitar la tumba de la madre.

Lo que ha hecho la estrella ha desencadenado muchas reacciones en las redes sociales: desde los que entienden ese sentimiento visceral de unión entre Barbra Streisand y su perrita hasta quienes consideran que lo que ha hecho es una locura. 

Ver esta publicación en Instagram

Happy birthday Fanny 🐾

Una publicación compartida de Barbra Streisand (@barbrastreisand) el3 May, 2019 a las 9:43 PDT