Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos, donde está enterrado Francisco Franco. EP

El Sindicato de Letrados de la Administración de Justicia  (Sisej) considera en un comunicado que si el Tribunal Supremo no hubiera suspendido la exhumación de los restos de Franco no se produciría un perjuicio irreparable de ser anulada después la decisión del Gobierno.

"Tampoco parece que el interés particular de los familiares del dictador padezca tan grave afrenta", añade, "sobre todo si se tiene en cuenta la que todavía hoy sufren los familiares de quienes fueron sus víctimas". El sindicato cuestiona así el auto del pasado 4 de junio.

El comunicado dice, asimismo, que el decreto del Ejecutivo se aprobó en "estricto cumplimiento de la legalidad, siguiendo el mandato dado por el legislador a través de la Ley de Memoria Histórica" y que el auto del Supremo "ha levantado ampollas" en varios sectores.

El Tribunal Supremo suspendió cautelarmente el pasado martes la exhumación de los restos de Franco sin entrar en el fondo del asunto y hasta que tome una decisión definitiva. Quiere evitar un posible perjuicio tanto a la familia del dictador como "a los intereses públicos".

El Sisej cree que, en todo caso, de haber seguido la exhumación, "si finalmente fuese anulada, no provocaría mayores ni más graves consecuencias al interés general que el coste económico de una operación que, a todas luces, no parece excesiva".

Por último, el sindicato critica que el Tribunal Supremo"se crea que los demás, el conjunto de la ciudadanía de este país, no sabemos nada de nada" y se muestra sorprendido por que el auto incluyera "el dato de que Franco era jefe del Estado  el 1 de octubre de 1936".