Colau y Maragall.
Ada Colau, con Ernest Maragall en un debate electoral. EP

El candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona y ganador de las elecciones, Ernest Maragall, ha advertido este jueves a la alcaldesa en funciones y segunda en los comicios, Ada Colau, de que la ciudad no puede ser "escenario de ragateos de poder" ni de pactos impuestos y antinaturales que puedan generar inestabilidad y frentismo.

En un artículo en el El Periódico, el republicano ha recordado a Colau que "no es tiempo de huir de la complejidad, sino de hacerle frente abiertamente", y ha pedido actuar pensando a largo plazo y apartando los intereses personales y efímeros, ya que la ciudad afronta una encrucijada histórica y social, según él.

Ha asegurado que no renuncia a seguir negociando con BComú, pero ha dicho que ni quieren ni pueden "ser espectadores de una negociación paralela que exija el voto de Manuel Valls", en alusión a un hipotético pacto de los comuns con el PSC con los votos de Manuel Valls (BCN Canvi-Cs).

"Seria inaceptable un diálogo bilateral, pero explícitamente sometido a la posible utilización, por activa o por pasiva, del 'voto Valls'. ¡No me entra en la cabeza!", y ha añadido que el PSC ha malvendido su carácter propio y se ha convertido en una sucursal de la vergüenza, ya que se instala en la negación del diálogo, a su juicio.

Maragall también ha reprochado a los socialistas que declinaran una reunión con él: "¡Ni reunirse por cortesía quieren! No podemos aceptar que se blanquee a Manuel Valls, pero tampoco que se disimule la responsabilidad del socialismo español y catalán, especialmente desde el 1-O".

Ha recordado que han propuesto a BComú un gobierno compartido y la creación de una nueva figura con las máximas atribuciones y representatividad para crear un "tándem institucional y de gobierno" con Colau, una posición que ha definido como un rol de máximo nivel y complementario al del alcalde.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.