¿Sabes cómo cambiar el aceite del coche?
Para realizar un cambio completo de aceite conviene llevar el coche al taller.  Peoplecreations / Freepik

Un coche requiere un buen mantenimiento, desde la limpieza de todos los elementos que no componen (incluyendo el motor) hasta las revisiones periódicas que certifican, de mano de expertos, que todo está como debería. Sin embargo, no todos los conductores se toman en serio el cuidado de su vehículo, y son muchos los que prefieren pasar de algunas recomendaciones y comprobar, por ellos mismos, si realmente era necesario hinchar más las ruedas, limpiar los faros o cambiar el aceite.

Este último es uno de los más olvidados, a pesar de lo fácil que es reponerlo. Y es que a muchos se les olvida que todas las piezas del motor tienen que estar bien lubricadas para funcionar y el encargado de hacerlo es el aceite. Por eso, hay que asegurarse de que haya el nivel suficiente, ya que, si no es así, el coche puede sufrir una avería grave, además cara (puede oscilar entre los 1.000 y 4.000 euros).

Los dos fallos más comunes por no cambiar el aceite

  • Ruidos constantes. Aprender a interpretar los ruidos de nuestro coche es fundamental para adelantarnos posibles averías (o para evitar que estas se compliquen). Así, un aceite en mal estado o la falta del mismo suelen ser dos de los factores que más hacen chillar o traquetear a nuestro motor. Si bien es cierto que en principio con cambiarlo se solucionaría el problema, no darnos cuenta a tiempo nos obligará a pasar por el taller.
  • Desgaste prematuro del motor. Sin un motor en buen estado, no hay vehículo que funcione bien. Por eso, si queremos procurarle una vida larga y plena y, de paso, ahorrarnos el dinero que conlleva cada visita al taller, hay que evitar las malas prácticas al volante, entre ellas, la de no cambiar el aceite hasta que no queda otra. De hecho, no hacerlo se puede acabar gripando el motor y que este deje de funcionar.