Elección presidente y vicepresidentes
La elección de los representantes del partido se ha realizado esta miércoles. Partido Popular Europeo

El candidato principal del Partido Popular Europeo (PPE) a presidir la Comisión Europea, Manfred Weber, ha sido reelegido este miércoles como presidente del grupo político en la Eurocámara. El español Esteban González Pons revalidó su vicepresidencia, que comparte con otros nueve miembros.

Weber ha recibido el apoyo unánime de los asistentes a la reunión constitutiva del grupo, con 156 votos,  incluidos los de la formación del primer ministro húngaro Viktor Orbán, Fidesz, suspendido del partido desde marzo pero que mantiene su pertenencia al grupo.

"Manfred Weber ha sido reelegido como presidente de nuestro grupo con un mandato fuerte, lo que demuestra la confianza de nuestros miembros en su liderazgo y la unidad dentro de nuestro grupo", escribió el PPE en su cuenta de Twitter.

A pesar de sus votos, el partido híngaro Fidesz no apoya la candidatura de Weber para presidir la Comisión Europea.

Tras su reelección como presidente del grupo, Weber destacó que está abierto a coaliciones con otros partidos para el reparto de los altos cargos de la próxima legislatura, en el que serán necesarias alianzas entre al menos tres grupos para sellar mayorías.

"Nuestras prioridades son claras, pero entendemos que el resto de partidos también tienen prioridades. Estamos dispuestos a alcanzar un compromiso", subrayó, descartando una vez más formar coaliciones con grupos euroescépticos.

Por su parte González Pons ha conseguido volver a ser uno de los nueve vicepresidentes del partido europeo. Su compañera Dolors Monserrat no ha tardado en felicitarle a través de las redes: "Una gran noticia para todos los españoles y la gran familia del Partido Popular ¡Enhorabuena Esteban!".

El PPE es la primera fuerza en el Parlamento Europeo tras las elecciones del 26 de mayo con 179 diputados, aunque con 37 escaños menos que en la anterior legislatura.

Weber aspira a la presidencia de la Comisión Europea como cabeza de lista del partido más votado, pero los países descartan ceñirse únicamente al sistema de candidatos principales que se empleó en 2014 y podrían proponer a un candidato fuera de esa terna