La depresión fuerza a 800 profesores de la provincia de Valencia a cogerse la baja

  • Otros alegan dolor muscular al ser difícil de demostrar.
  • Las agresiones y la falta de recursos agotan el ánimo de los docentes de Secundaria.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA.
Un profesor en una clase.
Un profesor en una clase.
ARCHIVO

Un total de 793 profesores de la provincia de Valencia se cogieron la baja por depresión el pasado curso 2006/2007. El mal ambiente en algunas aulas, sobre todo de Secundaria, unido a la escasez de recursos ante fenómenos como la inmigración, provocan el agotamiento de los docentes, según indican desde el sindicato ANPE.

Sin embargo, la cifra podría ser mucho mayor, ya que muchas de estas bajas «se dan por dolores musculares, que son un síntoma de la depresión, dado que ésta es más complicada de demostrar», explica la secretaria de comunicación de ANPE, Consuelo Cubel. «Cada vez hay más docentes afectados», asegura.

Entre las causas de este síndrome se encuentran la acumulación de inmigrantes en determinados centros, sobre todo públicos, en los que los docentes trabajan sin recursos especializados. Además, el deterioro de la convivencia y actos violentos puntuales, como agresiones de alumnos y padres, repercute en el ánimo de los profesores. «Sólo en poner orden se pierde a veces un tercio del tiempo de clase», revela Cubel. Se da también en centros privados, aunque se esconde por la mayor autoridad del director.

«Ya no puedo más. ¿Qué hago?» El sindicato ANPE tiene un servicio telefónico (676 269 768) llamado El Defensor del Profesor para atender jurídica y psicológicamente a los docentes con problemas. Desde marzo de 2006 hasta finales del año pasado recibió 86 peticiones de ayuda de toda la Comunitat. La mayoría fue por problemas para dar clase, amenazas de alumnos, agresiones físicas y desatención de la dirección.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento